Bianquistas forever VIII

Como esta semana estoy de vacatas y ahora mismo estoy aquí aburridillo me permito el lujo de adelantar la sección más esperada del sábado al viernes, para que así podáis disfrutar más de Bianca durante el fin de semana. Hoy queremos contaros una historia que ocurrió hace unos días en la que pasó algo que a Kiko y a mí nos llegó a nuestro corazoncito. Todo empezó una tarde en la que estábamos este muchacho y yo en la narcosala donde tenemos la sede del blog (cuando no estamos en casa de Kiko jugando al Fifa o engullendo bollos, solemos pasar el rato aquí). El caso es que repentinamente sonó el teléfono (que al ser una narcosala Kiko vive con la idea de que nos lo tienen pinchado). Nuestra secretaria Margot nos pasó la llamada, que resultó ser de nuestra querida diva del blog (la nunca bien ponderada Bianca Beauchamp). El caso es que nos dijo que si podíamos pasar por su casa, porque nos tenía preparada una sorpresa para demostrarnos su agradecimiento por haberla declarado madrina del blog.

Ni que decir tiene que Kiko y yo nos quedamos más inquietos y con una tensión mayor que la que puede haber en el bautizo de un Gremlin. Cogimos el buga de este muchacho y pusimos rumbo echando hostias a la casa de nuestra diva. Y es que cuando se trata de atender un llamamiento de esta mozuela, hacemos nuestro discreto homenaje a aquella historia de Spiderman titulada “Nada puede detener al Juggernaut”. Y sino que se lo digan a los del pelotón de la Vuelta Ciclista que tuvieron la mala suerte de interponerse en nuestro camino. La verdad es que visto ahora así en frío liamos una buena escabechina (pero cuando se trata de Bianca, todo es lícito).

"¡Apartad hostias, que llevamos prisa!"

Más inquietos nos quedamos cuando llegamos a casa de esta muchacha y veo que Kiko empieza a partirse el ojete con lagrimones en los ojos. Yo le pregunté que a qué se debía tamaño descojone, y el tío apuntó con el dedo al cartel de la calle donde vive esta muchacha. Como es de suponer, yo acabé solidarizándome con el partimiento de Kiko. ¿Casualidades de la vida?. Pues no te digo yo que no…

Y lo peor es que vive en el nº 69

Una vez que se nos pasó el descojone tan tonto ese que nos dio, nos peinamos un poco las cejas con saliva y llamamos al telefonillo de Bianca, la cual nos respondió con su voz dulce y aterciopelada y nos dijo: “Esperad, que enseguida abro”. Cuando escuchamos esta frase se nos puso a los dos una sonrisa de oreja a oreja, pero vamos, que no hace falta ser detective para saber qué pasaba por nuestras mentes inquietas. El caso es que cuando llegamos a su piso “to desfondaos” y echando el bofe (la muy canalla vive en un noveno sin ascensor), encontramos la puerta entreabierta mientras Bianquita nos dijo: “Pasad, pasad, que está abierto”. Así que cruzamos el umbral de la puerta y nos la encontramos ataviada con este pelaje.

Bianquita es muy hábil con los pincelitos

Al parecer (y según nos contó) quería agradecernos su nombramiento como madrina bloguera demostrándonos su fervor por el Vas Tú Listo, y qué mejor forma de hacerlo que marcándose un pedazo de graffiti en la pared del salón de su casa. Kiko me preguntó que si los graffitis no son los muñecos esos que ponen en Clan Tv, pero yo le aclaré que esos son los Gormiti. Así que ambos nos sentamos a mirar cómo Bianquita dibujaba mientras este y yo pensábamos lo mucho que nos hubiera gustado ayudarla a mojar el pincel en sus acuarelas.

La madrina del blog demostrando su pasión por Vas Tú Listo

Ni que decir tiene que mientras Bianquita le daba ahí a su arte torero, fue un momento bastante bien aprovechado por Kiko y por mí para dar rienda suelta a nuestra imaginación y hacernos fotos como esta de debajo mientras la muchacha estaba ahí ensimismada en su graffiti. Menos mal que no se giró, porque si no nos revienta de una hostia y fijo que nos hubiera mandado a tomar por culo de su casa.

Kiko: el puto amo de la perspectiva

2 comentarios

  1. mar dice:

    jajajaajajajaajajaja, no comments..

  2. KiKo dice:

    jaja, qué cabrón xDDD

Deja un comentario