Bianquistas forever XIII

Muchos fans de esta sección a veces nos paráis por la calle y nos decís con voz de pito cosas como lo siguiente: “¡Sí bueno, vuestra sección de Bianquita está bien y tal, pero nunca ponéis fotos en las que enseñe cachaza!”. Hombre, hay que tener en cuenta que este es un blog familiar y apto para todos los públicos y no podemos echar a perder el buen nombre de Vas Tú Listo. Sin embargo, como aquí nos gusta satisfacer a nuestros fans (tomad nota de ello, chicas) hemos decidido que el post de hoy de esta sección tendrá unos aires más castizos y más “echaos p’alante” con respecto a los anteriores. Y para ello hemos decidido enfocarlo lanzando una pregunta al respetable: “¿En qué se parecen Bianquita y Winnie The Pooh?”. ¡Ah!, ¿que no lo sabéis?. Pues seguid leyendo porque a continuación os traemos la respuesta.

Salta a la vista que en lo que se refiere al pelaje no es, pues encontrar un solo pelo en el cuerpo de nuestra madrina bloguera es más complicado que yo baile un “zapateao”. De todas formas como esta es una sección con la que a nuestros visitantes no les suele regar bien el cerebro, no os vamos a hacer pensar más y os diremos que el parecido entre Bianquita y Winnie The Pooh radica en el hecho de que ambos son muy dados a comer miel.Me supongo que muchos de vostros érais ya sabedores de que Bianquita es muy dada a las cosas pegajosas y tal, pero seguro que no conocíais su pasión por la miel de la granja San Francisco. Y es que lo de esta muchacha es ver un tarro de miel y revolcarse por él haciendo unas revoleras por el suelo que ni los muchachos de la Masía del Barça.

¿A que nunca te habías "acordao" de los muertos "pisoteaos" de Winnie The Pooh?

Y es que nos gusta verla disfrutar con ese fluido dulce y viscoso producido por nuestras amigas las abejas a partir del néctar de las lindas florecillas del campo (no en vano a Bianquita le gusta mucho ir de capullo en capullo). Ciertamente es todo un espectáculo verla ahí en su salsa cómo disfruta la tía restregándose el palitroque ese con una saña que da miedo. Dicen que la miel es un excelente conservante natural, y eso nos explica el porqué esta tía está tan buena y requete-tersa.

Salta a la vista que Bianquita se defiende bien con los palitroques (en general)

Dentro de esa afición compartida con Winnie The Pooh de pasión lujuriosa por la miel, hay que destacar la diferencia de que si Winnie suele ser un tío más comedido y la mayor parte de ese néctar va a parar a su buche, la buena de Bianquita no sabemos si tiene Parkinson o qué, pero ciertamente se la va la mano, y por lo general suele acabar más líquido en el suelo que en su tripita.

Bianquita bebiendo "a porrón" con un pulso acojonantemente chungo

En cualquier caso nos congratulamos de que la diva del blog tenga pasiones y aficiones por este tipo de cosas, porque nosotros disfrutamos tanto como ella viéndola tan jovial y ahí en su salsa. Como podéis ver, al final de sus sesiones “mieleras” la muchacha se queda que parece que se ha jugado un partido con prórroga en Maracaná, pero lo importante es que la chica se divierta, oye.

Ná, no os preocupéis que en peores plazas ha "toreao" esta a la hora de quedarse pegajosa

2 comentarios

  1. Non-stop Violence! dice:

    Joder con la Oda, buenisima jajajajaja

    1. SrGrifter dice:

      ¿No conocías mis dotes de divo de la métrica?

Deja un comentario