El gran torneo

Ayer por la tarde encontrábame yo bastante nervioso e inquieto, supongo que por el simple hecho de beber coca-cola a la hora de la siesta. Así que como tenía el cuerpo torero me dispuse a ver algún film de acción  loca y desenfrenada. El caso es que tiré de Dvdteca y me la jugué con esta película del año 2009 que tenía por ahí perdida y pendiente de visionar. Además hay que destacar el hecho de que la protagonista principal es Kelly Hu, y francamente un film en el que salga esta moza hay que jugársela siempre (para bien o para mal). Además acompañando a la guapa actriz tenemos a Ving Rhames (al que recordaréis por pelis como Invicto o El amanecer de los muertos) y a ese crack que es el bueno de Robert Carlyle (¡qué grande estuvo este tío en 28 semanas después).

Así que con todo este bagaje me dispuse a ver tal film repleto de acción, tiroteos, persecuciones, hostias y mucha mala leche, lo cual es una buena combinación para echar la sobremesa tan ricamente. El argumento del mismo parte del hecho de que cada 7 años tiene lugar, en una ciudad cualquiera, un acontecimiento extraordinario consistente en una especie de torneo con 30 de los más peligrosos asesinos que compiten por el suculento premio de 10 millones de dolares y sobre todo por ser el mejor del mundo. Imagináos  la que se puede liar en esta curiosa competición con esos 30 contendientes de la peor calaña, que tienen un plazo de sólo 24 horas para acabar unos con otros bajo una única norma a tener en cuenta: matar o morir.

Como es de suponer, los contendientes son de lo más variopinto, entre los que podremos encontrar a un asesino de las triadas chinas, un ex-componente de las fuerzas especiales rusas, un texano “tarao” e hiperviolento y un franchute experto en cucamonas varias en plan free runnig, parkour, street stunts y demás acrobacias chungas tipo monazo “dopao”, étc… Así que con tanto “asesinazo” por ahí suelto con la intención de demostrarse unos a otros quién es el más capullo y el mejor de todos, acontecerá este violento torneo (muy sangriento por momentos) y en el que es de suponer que habrá inevitables daños colaterales y bastantes bajas de civiles inocentes que se encuentran en medio de estas refriegas.

Como curiosidad personal, comentaré que este film me recordó un poco (salvando las distancias) a Perseguido en el sentido del gusto y el deleite de muchas personas por este tipo de espectáculos tan violentos en el que unos han de acabar con otros. Y es que detrás de este Gran Torneo hay toda una audiencia clandestina de ricachones que disfrutan viendo un show como este, y donde harán apuestas millonarias entre ellos para ver quién queda como ganador y único superviviente. Al tratarse de gente muy poderosa, es de suponer que tienen en su mano la potestad de poder manipular la información a su antojo para que todo lo que acontece  en ese torneo quede encubierto, falseado y totalmente tergiversado, de forma que nadie sepa que todo ese caos derivado de ese torneo se ha producido por los “hobbies” tan raros de gente tan excéntrica y poderosa. Francamente esta película da que pensar sobre el hecho de ciertas noticias que “nos tragamos”  por la tele bajo la explicación oficial de las autoridades pertinentes u organismos competentes, cuando realmente es todo una sarta de mentiras pero que quedan muy bien para encubrir ciertos cotarros. En fin…, mejor no entrar a debate sobre esto.

En definitiva, el Gran Torneo es un film que sin ser nada del otro mundo ni ofrecer nada que no se haya visto ya, cumple en su función de peli de acción a ritmo desenfrenado (con gente explotando casi a cada instante), y que le tiene a uno ahí entretenido durante los 90′ que dura. La recomiendo única y exclusivamente para los que disfruten con este tipo de cine en el que sólo hay acción, hostias y explosiones de principio a fin bajo un argumento simplón. Si eres dado al cine bajo esas premisas este film se deja ver, pero tampoco te esperes un peliculón. Al menos pasarás el rato.

Un triste comentario

Deja un comentario