La moza de la semana: Jessica Nigri

Nuestra moza de hoy es una vieja conocida del blog, pues ya pudisteis disfrutar de alguna que otra imagen suya en el post del Día de la Rubia con las Tetas Gordas o en el que hablamos del videojuego Lollipop Chainsaw. Y por aquel entonces ya vaticinamos que Jessica Nigri acabaría teniendo el dudoso honor de ser moza de la semana de nuestro huimlde blog, y como lo prometido es deuda aquí tenéis el post que desde hace tiempo se merecía esta gran chavala. Y es que con esa cara de pillastra y  con ese tetamen de aupa es normal que uno piense cosas como que Jessica Nigri está como “pa darla en to lo Nigri”. Veamos el porqué…

¿Quieres otro chupa-chups, golosona?

Pero antes de nada dediquemos unas palabrejas a esta buena moza, de la que diremos que tanto por su cara como por su tremenda pechera guarda un cierto parecido con la presentadora Anna Simón. Salta a la vista que es una de esas cosplayer a la que le gusta eso de causar sofocos entre los frikis, porque los modelitos que se enfunda la chavala son como para quitar el hipo…

La cascada del fondo de la foto no es la única cascada que habrá…

La Nigri en la Renfe de Vallecas

La Nigri con cara poker desafiando la gravedad

La Nigri “despanzurrá” cual perrazo a la sombra de un chopo

¿Quieres sujetar nuestras “pokebolas”, chata?

Ahora mismo más de uno tendrá el rabo como el de ese disfraz

Véase el comentario anterior

Eso quisieras tú…, verla llover encima tuyo

Ella sí que está como para darla con “to el pichaku”

La Nigri a la moda

Y el cabrón del chino en su puta vida volvió a dormir tras esta foto….

Legalización de escotes así, yaaaa…

7 comentarios

  1. almuli dice:

    por dios…vestida de pokemon da mucha penita

    1. Mar dice:

      Ya sabes..los gustos de los frikis llega a límites insospechados

    2. SrGrifter dice:

      Tenéis razón…
      En pelotas completamente seguro que está muchísimo mejor.

    1. SrGrifter dice:

      Y “requeteole” (este de mi bolsillo)…

  2. Mechaniloid dice:

    Me uno a los ole.

Deja un comentario