Bianquistas forever IV

Joe, hay que ver cómo pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando empezamos esta sección y nombramos a Bianquita como madrina del blog y ya ha pasado casi un mes desde entonces (dentro de “ná” todos al hoyo). Durante estas últimas semanas hemos conocido más facetas de nuestra diva por antonomasia, con las que nunca deja de sorprendernos. Esta semana los muchachos de Vas Tú Listo volvimos a ponernos en contacto con ella (no con la clase de contacto que a nosotros nos hubiera gustado) y la preguntamos qué nos tenía preparado para la sección de hoy. Así que la llamamos por teléfono y con voz de cazallera nos respondió que este finde estaba de reforma y estaba pintando toda la casa y que ya nos podíamos tirar el rollo e ir a echarla una mano. Así que el nunca bien ponderado Kiko y yo estuvimos consultando y decidimos que no era mala idea lo de ir a echarla una mano (a donde se terciara), ayudarla a correr muebles (o lo que se terciara también) y a echarla un poco de gotelé en las paredes (o donde se terciara nuevamente).

Bianca y sus clases de mimo

Así que hace unos días estuvimos en casa de esta muchacha e imagináos nuestros caretos cuando nos abrió la puerta de esa guisa. En este blog ya hemos comentado que lo que más nos gusta de Bianquita (amén de otras cosas) son sus maneras frikis, pues nos estuvo comentando que en su casa suele ir ataviada con los ropajes de sus personajes favoritos. La verdad es que yo creo que nos oyó hablar por los bajinis a Kiko y a mí comentando la jugada de que vestida de Supergirl tenía un super-polvazo (pero vamos, que si lo oyó tampoco nos dijo nada). Otra de las cosas que descubrimos de ella es el hecho de que está tomando clases de mimo con el sucesor de Marcel Marceau, y tal y como podéis ver en la estampa de arriba nos hizo el famoso numerito de “la pared invisible”, entre otros muchos.

A Bianca le gusta levantar cosas (en general)

Así que tras el recital de mimo para memos  nos dispusimos a mover muebles para pintar las paredes, y pudimos descubrir in situ que Bianquita está hecha una crack cuando se trata de levantar cosas (en general). Tal y como puede observarse en la imagen, la tía tiene un desparpajo y un salero que de verdad impresiona, acompañado de su grito de guerra que dice algo como: “¡¡¡Epaaa p’a arriba!!!. Mientras tomábamos la foto, el nunca bien ponderado Kiko y un servidor estuvimos comentando lo mucho que nos gustaría a nosotros “levantarla los butacones”…, pero al final no pudo ser. Así que ná, entre risas y alboroto transcurrió este día de reformas en el piso de Bianquita, y aunque fue duro el esfuerzo realizado por todos dejamos el piso “niquelao”. Os dejamos con una última estampa de nuestra madrina del blog levantando butacones.

Bianquita tiene el don de levantar cosas sin necesidad de tocarlas

5 comentarios

  1. KiKo dice:

    Jajaja, joder, cada día te superas mas. Ains, madre mía con la Bianquita

  2. Non-stop Violence! dice:

    jajajaja Bianquita al poder! Que luminoso es su piso… Me extraña que no se haya disfrazado aun de Power Girl, le va como anillo al dedo..

  3. Mugen dice:

    Joder, qué rica la Bianquita mmmmm

    1. SrGrifter dice:

      Además seguro que es una bellísima persona 🙂

Deja un comentario