Bianquitas forever X

En el post de hoy sobre la diva de este blog no voy a elucubrar sobre las paranoias esas de nuestras aventuras y andanzas con Bianquita, sino que en esta parrafada que voy a meter a continuación me veo en la obligación de defender el honor de esta muchacha ante lo que a mi juicio fue una verdadera mofa, afrenta y escarnio contra su persona (y me voy a explicar…). Recordaréis que el día 9 de mayo tuvo lugar el Día Mundial de la Rubia con las Tetas Gordas, el cual celebramos en este blog por todo lo alto, pues un evento así siempre lo merece. El caso es que para ello colgamos unas fotos de rubiazas que encajaban dentro de esa categoría a modo de homenaje para todas las mozas a las que está dedicado ese día. El nunca bien ponderado Kiko colgó una foto de una rubia, que al parecer ha desatado en Vas Tú Listo unas pasiones que en mi humilde opinión no proceden, pues este blog ya tiene una diva y una musa inspiradora y no tenemos necesidad de andar por ahí piropeando o babeando ante cualquier fresca o buscona. Por eso con este post quiero romper una lanza en favor de Bianquita y demostrar a nuestros lectores que ninguna fulana la llega ni a la suela de los zapatos y que todos tendríamos que lavarnos la boca con aguarrás antes de pronunciar su nombre (aunque “p’ aguarrás” la rubia pintora esa).

A este respecto lo primero que he de decir para defender su honor es que Bianquita pinta mucho mejor que cualquier rubia (lo cual es algo que nos ha demostrado en otras ocasiones), y además estoy seguro de que se maneja mejor con la brocha gorda. Y de lo que estoy también seguro es de que cuando Bianquita se tiñe del mismo color de pelo que Guti, no tiene nada que envidiar a cualquier rubia de tres al cuarto de esas que no son más que unas fulanas de poca monta. Y si no os lo creéis juzgad por vosotros mismos si ese traje con rayas en plan chándal de Di Stéfano no la queda como para cogerla de los mofletes y decirla: “¡Tú no eres una esmirriá. Tú estás lustrosa, hija mía!”.

Eso son curvas y no la de "Larrascás"

Si es que verdaderamente da igual el color del “mono apretao” en el que se enfunde, pues con cualquier tonalidad resaltan sus…, esto…, sus ojines de una forma tremebunda y bestial. Además esta foto de debajo es otro buen ejemplo de sus dotes como pintora, pues la pared del fondo está pintada por ella solita en su época de fan de la Pantera rosa (es que es ardua seguidora de todo lo que tiene más rabo que el diablo).

Bianquita hace que hasta unas medias por encima de la ropa queden chachi

Y ya para finalizar esta apología del honor de Bianquita me voy a despedir con una imagen que es clara muestra de todo su arte torero y de un potencial que ni el de Son Goku después de entrenar en una sala con una presión de 1000 atmósferas. A ver quien tiene narices de decir que la rubia pintora esa de palo tiene un porte como el de Bianquita despanzurrada de esa guisa en la popa de un barco (aunque más que en popa creo que la palabra correcta y adecuada sería “en pompa”). Bueno, yo dejo ya de escribir que ahora mismo no me riega bien el cerebro.

Con la crisis hay que ahorrar, y Bianquita lo hace en bañadores cuando va a la playa

PD: Para el que este post de fotos de Bianquita teñida de rubia le haya sabido a poco, aquí le dejo una galería extra para que siga deleitándose los ojines.

2 comentarios

  1. KiKo dice:

    Virgen santísima…

    1. SrGrifter dice:

      Mejor que la rubia pintora, ¿no?.

Deja un comentario