Destrozando mitos: Campeones y Doraemon

Con el permiso del nunca bien ponderado Kiko me voy a apropiar durante esta tarde de una de sus secciones más laureadas y famosas con la intención de dedicar unas palabrejas a dos series míticas que seguramente serán muy admiradas por muchos de los seguidores del blog. Me estoy refiriendo concretamente a Campeones y a Doraemon, dos clasicazos con los que todos hemos pasado tardes gloriosas de antaño pegados a la tele con los ojos como platos. En algún momento todos hemos admirado a los protagonistas de esas series y seguramente todos hemos envidiado al bueno de Oliver por su excelso toque de balón o a Nobita por tener un cabrón de gato tan enrollado como Doraemon. Pero…, ¿y si os dijera que no es oro todo lo que reluce?. ¿Y si os dijera que estos dos personajes no son verdaderamente tan molones como pensábamos?. ¡Ah…!, ¿que no conocéis los murmullos y rumores que circulan en torno a los protagonistas de estas dos series?. Pues hoy en Vas Tú Listo queremos dedicar unas palabrejas a estos cuchicheos que seguramente a muchos os suenen (y a los que no los conozcan les recomendamos que a lo mejor es preferible que sigan viviendo en la inopia, pues lo que vamos a comentar hoy es bastante duro y no apto para cardiacos ni para admiradores de esos dos personajes). Se os pueden caer dos mitos…

Bien, pues a continuación vamos a desvelar la primera de las teorías a las que hemos aludido antes. Una de ellas es la referente al final de Campeones. ¿Y si os dijéramos que en realidad todo era un sueño del protagonista?. Los seguidores más acérrimos de la serie recordarán que en el primer capítulo un muy jovencito Oliver casi fue atropellado por un camión, pero el balón lo salvó de un tremendo hostión. Recordaréis también que el título de ese primer episodio era “Un gran sueño“. Pues bien, ¿y si os dijéramos que en realidad todo es fruto de la mente del protagonista de la serie?. Y es que en el último capítulo (cuando ya es mayor y está jugando la final de la Copa del Mundo contra Brasil) se ve una imagen de Oliver chutando a portería y acto seguido la escena se emborrona por un halo de luz blanca… De pronto vemos a Oliver despertándose en una cama, abraza a su madre y la dice que ha tenido un sueño maravilloso: “Mamá, he soñado que me convertía en un afamado futbolista y ganaba la Copa del Mundo”. Su madre lo abraza también y rompe a llorar. Lo inquietante de este final es que  Oliver está postrado en la cama de un hospital y sin piernas (el accidente con aquel camión realmente ocurrió y lo dejó totalmente lisiado). Por esa razón, toda la serie enterita no fue más que “un gran sueño”, tal y como se nos indicaba en el título del primer capítulo.

Un mito con pies de barro. Bueno, mejor dicho, un mito directamente sin pies

Y por si no teníais bastante con este rumor acerca de la serie Campeones, ¿qué pensaríais si os dijéramos que en el último capítulo de Doraemon se desvela que todo es un desvarío de la mente de Nobita, un pobre niño comatoso y tetrapléjico?. ¿Y si os dijéramos que Doraemon no es más que un peluche inerte que hace compañía en el camastro a nuestro impedido protagonista?. Sí…, otro mito que cae.

Otro mito caído. Si es que no somos “ná”

Y bueno, como propina dejaré también el rumor de porqué Hello Kitty no tiene boca. Existe una teoría (gilipollesca, en mi opinión) que dice que el motivo real es porque representa algo femenino y en Japón la mujer no tiene derecho a dar su opinión, por lo que la guarra de Hello Kitty significa que una mujer es más valorada si no habla y no dice ni “mú”. Y es que la machista cultura nipona valora a las mujeres dulces, pacíficas, sin voz ni voto, sumisas e infantiloides que necesitan que otra persona tome las riendas de sus vidas (para más información sobre los japos consultar el blog de mi colega Emilín). El caso es que esta teoría me la paso por el forro y yo me inclino más por el cuchicheo que dice algo como que Hello Kitty no tiene boca porque la hija de la diseñadora del gato gay éste tenía un cáncer que le afectaba parte de la boca, y por ese motivo decidió no dibujársela a su creación. ¡Ea, ahí queda esta perla también!. Ahora os toca reflexionar a vosotros sobre si todo lo comentado aquí es verdad o no. Habrá debate…

8 comentarios

  1. Mar dice:

    Yo Es q era más de candy candy

    1. SrGrifter dice:

      Pos no sé si sabes que van a sacar una serie sobre el hermano, que se llamará Candy Dandy.

  2. Mar dice:

    POr cierto a ver sí aprendes a usar la remachadora q el lunes me tuviste de esclava ahi con la muñeca destrozada…..negrero

  3. KiKo dice:

    Yo tengo un amigo que tiene un amigo que a su vez tiene un amigo que vio el último capítulo de Campeones y dice que es cierto lo que cuentas. Además, por casualidad, éste tío también afirma haber visto el programa de Sorpresa Sorpresa con Ricky Martin, el perro y la mermelada.

  4. Argos dice:

    La verdad es que Oliver jugó en Los Juegos Paralímpicos de Barcelona 1992,que yo tengo una amigo que tiene un amigo que fue voluntario en las olimpiadas.

  5. Non-stop Violence! dice:

    Yo tengo un amigo que tiene un amigo de un amigo que es primo segundo de su amigo, que me dijo que la famosa mascota de las Olimpiadas del 92 era en verdad Oliver. Quedo asi de deforme debido al accidente y que durante la operacion, la cosa se puso chunga y tuvieron que echarle acido por encima para salvarle.

    Por cierto, en un universo paralelo Oliver ficho para el Barça. Epic win!

Deja un comentario