Recomendación comiquera: Excalibur

Los acérrimos seguidores del blog seguro que recordáis lo inquietísimo que estaba hace unos meses debido a unas ofertones comiqueros que salieron a principios de este año bajo el epígrafe de El mejor Marvel de SD. En aquel post me regodeaba en mi crapulencia ante el hecho de la aparición de unos packs de oferta con material muy suculento a un precio muy apetecible. Hasta el momento han sido varios los packs con los que me he hecho, destacando sobre todo el de los tres primeros tomos del Daredevil de Frank Miller (si no has leído esta etapa del personaje y aún no te has pillado estos tomos no sé a qué coñe esperas). El caso es que hace unos días ha llegado a mis orejones la noticia de que el día 15 de julio sale un nuevo pack de estas ofertas de El mejor Marvel de SD con dos tomos que recogen los primeros números de todo un clasicazo: el Excalibur de Chris Claremont y Alan Davis (ahí es “ná”).

Hulk: futuro imperfecto

Parece mentira que en un blog tan friki como este nunca hayamos dedicado unas palabrejas a una de las mejores historias de la etapa de Peter David cuando estaba a cargo de los guiones del gigante esmeralda. De este guionista ya hablamos hace unos días en la reseña de Hulk: ¿fin o principio?, y no me cansaré de repetir el hecho de que este tío fue quien hizo grande al monstruo gamma, haciéndole evolucionar de aquel gigantón monosilábico con su sempiterno grito de ¡Hulk aplasta!, hasta otras cotas más interesantes con las que supo explorar bastante bien la idea de una persona normal encerrada dentro de un monstruo.

Por ello, tras varios años escribiendo al personaje y tras muchas historias a sus espaldas, no es de extrañar que se viera obligado a dejar la colección cuando las necesidades editoriales le tocaron los cojones y le impusieron volver nuevamente al Hulk tontaco y rabietas. De todas formas, antes de su marcha fueron muchas las aventuras que realizó sobre este personaje, y esta de Futuro imperfecto es una de las que a mí personalmente me resultan más molonas.

Cowboys & Aliens

Cualquier frikada comiquera que sea adaptada al mundo del cine provoca que los muchachos de Vas Tú Listo nos restreguemos lascivamente contra cualquier saliente llevados por la emoción del momento. Así que cuando nos enteramos de que la novela gráfica de Fred Van Lente y Andrew Foley iba a ser llevada al mundo del séptimo arte no pudimos menos que irnos a un top-less a celebrarlo. Además que ese día el bueno de Kiko se estiró y nos invitó a raciones de panchitos y de aceitunas (como estábamos de celebración el tío las pidió rellenas y todo). Pero volviendo al film que nos ocupa, hay que destacar el hecho de que tenga como director al bueno de Jon Favreau (ya sabéis, el de Iron man), quien siempre es un incentivo muy a tener en cuenta. Así que como podéis imaginar, los muchachos de este blog tenemos ya alquilados unos smokings para el día 02/09/2011. Quizás alguno de nosotros no llegue a esa fecha por estos putos calores, pero tened por seguro que si seguimos vivitos y coleando, ese día no faltaremos ninguno a semejante estrenazo en nuestros cines favoritos. 

Destrozando Mitos: Leticia Sabater

Siguiendo la línea que he ido trazando en mis últimos post, vuelvo a dar un salto o una mirada al pasado, porque cuando era pequeñito mi cole decidió que era más que interesante para los pequeñajos ver cómo se grababa un programa en la tele. Aquello era todo un espectáculo, las madres peinándonos a base de cepillo, agua y gomina dejándonos los pelos como sí te los hubiera lamido una vaca, cerrando toda posibilidad al acceso de algún piojillo “despendolao”, y todo porque sus hijos iban a salir en la tele, sí sí, en la tele.

Lunes Molones: Colinas Sangrientas

Para no perder la costumbre de los Lunes nos juntamos ayer el Sr Grifter y yo para deleitarnos con una de esas tardes veraniegas donde lo único que se hace es sudar como un cerdo. Lamentablemente no tengo aire acondicionado en casa, por lo que los chorretones de sudor a estas alturas empiezan a ser más que comunes.

Tuvimos un día rebelde y no tocamos el FIFA para nada, pero en cambio le tenía preparada al Sr Grifter una sorpresita dentro de mi PS3. Gracias al programa Welcome Back de Sony, en el que te dan juegos gratis a cambio de dar tu número de tarjeta a todo Internet, me hice con un jueguecito bastante chulo del que os hablaré dentro de poco: Dead Nation. Después de masacrar zombies (o más bien ellos a nosotros porque nos lo estamos jugando en nivel chunguetas), nos pusimos con la película que había preparado mi compi: Colinas Sangrientas.

Personajes venidos a menos

Siempre es una pena ver cómo el inexorable paso del tiempo echa a mucha gente a perder, incluso a los personajes más molones y fardones, dejándolos reducidos a auténticas viejas glorias y a una mera sombra de lo que eran. En el post de hoy vamos a hacer un repaso a algunos de estos personajes que triunfaron en la vida y saborearon las mieles del éxito, pero que con el paso de los años son meros fantoches que no sirven ni para hacer hamburguesas del McDonald’s. Puede que este post resulte muy duro para muchos por ver a algunos de sus personajes favoritos sumidos en un grado de bajeza tal que ni el de los colaboradores del Sálvame Deluxe. Así que avisados quedais, porque quizás os encontréis con algún mito caído.

Sin identidad

Seguro que la mayoría de vosotros salís a la calle muchas veces muy alegremente sin llevar el DNI ni “ná”. Pues bien, para todos aquellos insensatos que hacen esto (entre los que me incluyo, por supuesto) os recomiendo que echéis un vistazo a esta película. Ciertamente había oído de ella muchos comentarios que decían que es uno de esos films que pasan desapercibidos por la cartelera, pero que supone una grata sorpresa para todo aquel que entra a verla sin esperarse gran cosa de ella.

Así que ayer me dispuse a echarla un vistazo movido no sólo por ese comentario anterior, sino también porque Liam Neeson me parece un tío de los más competente y su presencia en un film ya garantiza ciertas cotas de calidad. Además que cuenta con el incentivo añadido de dos buenas potrancas como son January Jones (la Emma Frost de X-Men: Primera Generación), y la guapa Diane Kruger (que os sonará no por ser la hija de Freddy, sino por haberla visto en películas tales como Troya o la inquietante Malditos Bastardos).

Warlands

Nuevamente tiro de comicteca y hoy voy a dedicar unas palabrejas a una miniserie de 12 números que fue publicada por estos lares allá por el año 2001. Los inicios de alzheimer me han provocado que ya apenas me acordara de ella cuando la leí en su día, así que hace poco me ha dado por volver a leerla y hoy me he dicho: “Pues vamos a hablar de ella a los chavales a ver qué les parece”. Además que es el típico cómic bastante recomendable para todo tipo de lectores, pues la temática que aborda está muy en la línea de los libros tolkenianos, que por lo general suelen ser muy del agrado del público en general.

Y es que ciertamente este cómic que nos ocupa es una bastante decente historia de fantasía heroica en la que un grupo de protagonistas han de hacer piña contra un enorme mal que pone en peligro la paz del reino. Ya sabéis, la típica historia con guerreros, elfos, enanos, magos y monstruos más feos que yo recién “levantao”. A todo esto le añades una pizquita de clanes vampíricos, lo remueves como si estuvieras bailando el hula-hoop y el resultado de todo ello es Warlands.

Homefront

Ciertamente no me parece extraño que Kiko diga que soy un pufazo dándole a los juegos de deportes o a los que no sean de pegar tiros a lo niño loco estadounidense en su cole. Y es que desde un tiempo para acá sólo me dedico a jugar a shooters en 1ª persona, de los que hay que reconocer que son una buena terapia para quitarse el estrés del día, joe. Y mi última adquisición ha sido Homefront, un juego del que no había escuchado demasiadas buenas críticas, pero al final acabé pasándome por el forramen todos esos comentarios, me envalentoné como el que se pone delante de un morlaco de 500 kilos y me hice con él.

Y es que después de haberme pasado hace unos días el Medal of Honor me quedé con ganas de “shootear” todavía más debido al buen sabor de boca que me dejó el juego de EA. Y desde luego que he de reconocer que en estos momentos hay en el mercado juegos superiores a Homefront, pero yo me decanté por él por una razón muy simple y muy sencilla: su argumento.

Pintando con el Paint

curioso_logo

Hace unos días publicaron en mi muro del Facebook un vídeo que me hizo recordar aquella época donde me pasaba horas y horas dibujando. Si algún día nos va por ahí incluso podemos enseñaros las reliquias de comics que hacíamos el Sr Grifter y yo, aunque sinceramente los guardamos en una caja fuerte con el propósito de venderlos cuando se revaloricen (es una de las fases de nuestro plan de conquista del mundo).

Supongo que muchos de los que leéis esto algún día os dio por dibujar, unos lo dejaron por paquetes, otros porque simplemente la aficción terminó, otros porque otras aficciones con forma de tetas les hizo priorizar sus hobbies, etc. Lo curioso es ver cómo siempre hay otros que son mejores que nosotros y dejan nuestras habilidades a la altura del betún. Tíos con habilidades que sólo generan sentimientos de envidia sana por lo jodidamente complicado que nos resulta a nosotros lo que son capaces de hacer. Hoy os traigo unos vídeos de peña que dibuja con el Paint. Y no son dibujos de monigotes con tres palitos, son dibujos que lo flipas. ¿Os animáis a echarles un vistazo?