Lunes molones: Afterlife

Bueno, a decir verdad el encabezamiento de lunes molones está un poco de paquete, pues esta semana no hubo quedada de los muchachos de Vas Tú Listo ese día debido a que Kiko no podía, ya que tenía hora para irse a hacer las ingles brasileñas. Así que como tíos chulos y castizos que somos aplazamos la quedada al martes. El problemilla estuvo en que no pudimos avisar con tiempo a todas esas fans que todos los lunes se agolpan en el portal de la casa de Kiko para poder vernos y tocarnos (para el que no se lo crea aquí os dejamos una muestra de la cantidad de mozas que suelen apelotonarse allí).

Ciertamente fueron muchas las jóvenes decepcionadas por no habernos podido ver el lunes. Así que a todas esas mozas ávidas de mimitos y arrumacos varios les queremos dedicar esta reseña. Merece la pena decir que esta semana Kiko eligió para ver una película que le recomendó una de nuestras reporteras (Mar). Así que antes de verla, este muchacho se cubrió las espaldas diciéndome que si la peli me parecía una puta mierda que pidiera explicaciones a esta chica (porque él se lavaba las manos).

Sin embargo, hemos de reconocer que Afterlife ha sido un título que nos ha sorprendido gratamente, y enseguida os explicaremos el porqué. Su argumento comienza cuando una joven llamada Anna (interpretada por la retaco “mediometrez” de Christina Ricci) tiene una acalorada discusión con su novio. Ella abandona en su coche el local donde estaban cenando, pero con el rebote que llevaba encima se despista mientras conduce y sufre un accidente. Acto seguido, nuestra protagonista despierta tumbada en el camastro de unos servicios funerarios, donde el director de ese lugar, Eliot Deacon (interpretado por el siempre genial Liam Neeson), está preparando su cuerpo para ser enterrado. Confusa y aterrorizada en esa funeraria, nuestra protagonista pronto descubrirá que Eliot posee un curioso don: puede comunicarse con los difuntos.

Consecuencias de no apartarse a tiempo cuando Nacho Vidal saca el rabo a pasear

Y será justamente a partir de aquí cuando el film entra en una dinámica en la que juega totalmente al despiste con el espectador, creándole en todo momento la duda de si nuestra protagonista está realmente muerta o no. Y es que serán muchas las preguntas que se suscitan en nuestra cabeza a lo largo de su visionado, entre las que destacan la ya comentada de si la pobre Anna es realmente un cadáver, o la de si el director de la funeraria realmente tiene ese don o no es más que un pobre loco demasiado obsesionado con su trabajo. A este respecto hemos de decir que la película nos recordó un poco a la sensación que nos dejaron en su día films tales como El sexto sentido o Los Otros, en el sentido de que cuando uno acaba de verla es ineludible el hecho de ponerse a darle vueltas al tarro y empezar a analizar todos los pequeños detalles vistos a lo largo del metraje para encajarlos en ese final. Sin duda alguna, es uno de esos films que invitan a un segundo visionado para percatarse nuevamente de todos los detalles una vez que uno ya sabe cómo termina.

Merece la pena comentar también que este film es toda una reflexión sobre el tema de la muerte, tanto por la forma de enfrentarse a ella por quien la “sufre” como por aquellos que le rodean. Todo ello reflejado desde un punto de vista existencial amargo, en el sentido de que el sufrimiento y el dolor que muchas personas padecen en vida no se acaba ni se deja atrás con la muerte. Y es que ciertamente el film deja en el espectador la reflexión de lo chungo que sería si realmente existiese este supuesto período de transición entre la vida y la muerte en el que el individuo ha de aceptar el hecho de que su tiempo se ha acabado (y encima pudiéndose reflexionar en él con plena frustración sobre el tiempo desaprovechado o sobre los errores de su vida que nunca pudo o supo remediar). A este respecto, el film tiene una muy buena elucubración  de la protagonista en la que analiza la rutina que fue siempre su vida, en el sentido de que todos los días eran prácticamente iguales y giraban siempre en torno a madrugar, ir al trabajo, volver a casa y al día siguiente la misma cantinela. ¿Y todo para qué?…, ¿para acabar muerta en un accidente de tráfico?.

"¡Cierra la puerta niña, que se escapa el gato!"

Ciertamente Afterlife se trata de unas de esas películas con un mensaje muy claro y con un toque de atención para que dejemos de desaprovechar nuestras vidas, pues al fin y al cabo es lo más importante que tenemos y cuando esto se acaba ya no hay más tu tía. Por eso desde Vas Tú Listo recomendamos el visionado de esta película, porque estamos seguros de que os hará reflexionar sobre el hecho de que la muerte no es algo que aún nos queda muy lejos o que sólo les pasa a los demás. Además cuenta con el incentivo de poder ver a la Ricci enseñando las tetas en algunos pasajes (y tanto Kiko como yo coincidimos en que esta tía ha ganado bastante con el paso de los años y tiene un buen virajazo).

11 comentarios

  1. el boby dice:

    oyeee chicos k yo me apunto a un lunes molon, y os ayudo con las fans enloquecizas yo os abro paso entre el gentio,

    1. KiKo dice:

      Ten en cuenta que a veces tendrás que sacarnos como en la peli de El Guardaespaldas, en brazos y dando patadas a las fans (creo que lo de las patadas era en la parodia de los Simpsons).

      Increíble, no soy capaz de encontrar el vídeo en youtube…

  2. mar dice:

    asi que os gustó eh?? os teneis que fiar mas de mi, perrazos!

    1. KiKo dice:

      A ver si nos recomiendas alguna más del estilo.

  3. boby dice:

    bueno yo os recomiendo si no la visteis? el jardin de la alegria. ami me gusto y toca el tema que ami me mola

  4. boby dice:

    por cierto como puedo subir una foto para cuando haga un comentario,

  5. SrGrifter dice:

    Pues mira Bobby
    Cuando quieras ponernos una foto tienes que poner esto:

    img src=”…” alt=”null” /

    Cambia los 3 puntos que hay entre las comillas por la dirección del enlace donde se encuentra ubicada esa foto que quieras poner y acuérdate de añadir el simbolo de < antes de la palabra img, y el de > después de la / (no lo añado yo porque si lo pongo se piensa que los tres puntitos son la direccion de la url y no saldría esa ruta).
    Aquí dejo un ejemplo de foto
    null

    1. boby dice:

      jajajajaja. lo siento Srgrifter, no me entero,soy un poco torpe con esto de los ordenadores

  6. boby dice:

    me referia a cuando comentais algo y sale vuestra foto o similar, ejem boby dice, la foto que sale al lado izquierdo

    1. SrGrifter dice:

      Ok, te comento pues
      Te vas a esta pagina http://es.gravatar.com/ , te registras y pones la imagen que quieras

Deja un comentario