Los vampiros en diciembre

Además de gran fan de Norma Duval soy también arduo admirador de Norma editorial y por ese motivo suelo echar un vistazo a su catálogo de novedades de forma muy asidua. Si hace unos días os hablábamos de la inquietante salida en diciembre de Absolute Authority, no menos emocionante es la publicación ese mismo mes de un tomo titulado 30 Días de Noche: La trilogía original, el cual recogerá los tres cómics que dieron origen a esta exitosa serie de vampiros (30 días de Noche, Días Oscuros y Regreso a Barrow). Seguramente muchos habréis visto el film homónimo, que no estaba mal del todo (me refiero a la 1ª parte, porque la secuela que sacaron posteriormente titulada 30 días de oscuridad 2: Tinieblas era más mala que el Falconetti, no me jodas). Así que si te inquietó ese largometraje no estaría de más que te lo echaras un vistacillo.

Y es que este tomo recopilatorio es una magnífica oportunidad para acercarse al famoso cómic de Steve Niles y Ben Templesmith, que en su día fue un inesperado exitazo para sus autores, pues vieron cómo el primer número se agotó en poco tiempo y necesitaron una segunda edición. Además todos [email protected] fans de la saga Crepúsculo deberían dejarse de tanto vampiro chulazo metrosexual con flequillazo y echar un vistazo a los chupasangres de este cómic, que realmente son los vampiros que molan (los que te pillan por banda y te destrozan a «bocaos» y a hostias), no como el julandracas ese de Robert Pattinson.

El siempre inquietante arte de Ben Templesmith

Así que desde Vas Tú Listo, queremos dejarnos por un día de tanto zombie y romper una lanza en favor de los chupasangres. No, no nos estamos refiriendo a los Rajoys, los Rubalcabas y demás fauna variopinta, sino a los vampiros sedientos de sangre que si te pillan por banda te dejan más «chupao» que la pipa de un indio.

¡Qué miedo de portada, joe!

2 comentarios

  1. Mar dice:

    Uy q buena pinta tiene no?

    1. SrGrifter dice:

      Mejor pintita tenemos los muchachos de este blog y nadie nos dice «ná», jo…

Deja un comentario