Mark Millar hasta en la sopa

Hace unos años solía usar muy a menudo la expresión de “pegas una patada a una piedra y te sale uno de los putos hermanos Baldwin, no me jodas”. Pues bien, hoy por hoy he adaptado esa expresión referente al hecho de que algo o alguien está hasta en la sopa bajo la frase de “pegas una patada a una piedra y te sale alguna movida de Mark Millar”. A ver, tampoco es que me queje en plan guarra gimetosa, pues el insigne guionista escocés es bastante de mi agrado y suelo disfrutar bastante con casi todo lo que sale de la mente de este tío. Además con eso de que últimamente casi todos sus cómics son adaptados a la gran pantalla parece que el menda se ha emocionado a escribir ahí en plan pim-pam, pim-pam y saca nuevos títulos como el que se lía a sacarse mocos de aquí y de allá cuando se está “acatarrao”.

El caso es que hace unos días llegó a mis oídos la noticia de que el director Matthew Vaughn será el encargado de adaptar al séptimo arte este cómic de Mark Millar y del dibujante Leinil Francis Yu, que lleva por título Superior. Si hace unos días os comenté la noticia de que Némesis también iba a ser llevada a la gran pantalla, ahora es el turno de este cómic al cual dedicamos el post de hoy.

El Balconing llega también al mundo del cómic

Poco os puedo comentar sobre él porque aún no ha sido publicado por estos lares y por ende no he podido leerlo. Pero por lo que me he podido documentar por la red, trata sobre un jovenzuelo llamado Ollie Janson, un adolescente norteamericano que gozaba de buenos amigos, un futuro prometedor en el baloncesto y bastante popularidad, hasta que la esclerosis múltiple lo privó del uso de sus piernas. Ahora vive recluido entre películas y cómics, acompañado solamente por su mejor amigo. Pero su vida cambiará cuando por azares del destino se vea transformado en su héroe favorito y en el personaje que siempre soñó ser: el indestructible Superior. Por su argumento no tiene pinta de que esta vez Millar vaya a tirar de sus personajes chulescos y cercanos al hijoputismo, pero la verdad es que con este tío nunca se sabe por dónde te puede salir…

Paranoia "made in Millar"

Deja un comentario