Ya llega The Order: 1886

order_logo

A veces voy andando por la calle y noto cómo mucha gentuza me mira y susurran cosas como: “¡Mira, por ahí va el gilipollas ese que ya no habla de videojuegos en el puto blog mierdero ese!”. Y sí, reconozco como un tío el hecho de que últimamente toco menos este tema que lo que toca a su mujer un esposo cincuentón tras treinta añazos de matrimoniazo. Es por ello que hoy me he propuesto romper esa maldición y dedicar unas palabrejas a cierto videojuego que ardo en deseos de catar, cual gordaco que anhela probar el nuevo big whopper con más queso, pepinillos y dobre ración de Ketchup. Puto juegaco, macho…