Bianquistas forever XXIV

Si hay algo que los muchachos de este blog soportamos peor que un balonazo en los huevos a 100 Km/h es el hecho de ir andando por la calle en plan slalom de Paquito Fernández Ochoa sorteando excrementos perrunos. Y es que eso de  ir  por las aceras como el que va caminando por un campo repleto de minas anti-tanque es algo que llevamos muy mal. Dicen que pisarlos da buena suerte, frase ante la cual me gustaría conocer la opinión de la gente que pisa un excremento perruno llevando chancletas.

Rezad para que los muchachos de este blog no lleguemos nunca a “alcaldesos”, porque se iba a acabar la moda esa de los perritos manchando las calles. Es más, crearíamos un ejército de robots-patrulla para que cuando vieran a un perrito ensuciando el barrio recogieran “el premiazo” y se lo tiraran al dueño a la cara ahí con mala leche. Supongo que muchos estaréis pensando: “¿Y a qué viene ahora este modo rabias-On?”. Pues lo vamos a explicar.

Todos con el Capi

Los muchachos de este blog hemos decidido que los smokings alquilados que nos pusimos para acudir en tromba (en plan ataque del New Team) al estreno de la peli de Green Lantern, nos los dejaremos puestos hasta el viernes para ir a ver el estreno de la peli del Capi. Si es que ya no tenemos apenas hueco para tachar fechas en nuestro calendario de la rubia tetona, entre tantas marcas de estrenos molones y de visitas pendientes a nuestro ginecólogo. ¿Y qué os podemos decir sobre la peli del Capi que no sepáis ya a estas alturas?. Pues a las muchachas les recomendaremos su visionado porque está protagonizada por ese chulazo llamado Chris Evans, que además sale en tetas y seguro que causa algún sofoco o estado catatónico entre las féminas. Además chicas, la técnica del Capi de estar ahí lo menos 40 ó 50 añazos metidazo en hielo (que ríete tú del Walt Disney ese) os puede ayudar a conservar vuestros cutis tersos y sin arrugas.