HUNTER KILLER #1

En el post de hace unos días dedicado a los tomos de CYBERFORCE ya me explayé a conciencia sobre lo que uno se puede encontrar en un comic de estas características. Muchos pensarán que me la he “jugao” o que le he echado un valor torero al hacerme con este tomo que bebe de la tradición de la vieja escuela Image de los años 90, es decir…, comics con dibujos de super-tipos con formas perfectas y escaso nivel argumental (tal y como comenté en el susodicho post). Pero bueno…, a mí no se me caen los anillos por volver a recalcar una vez más lo de que con esos comics de Image de la pasada década disfruté como un tío (con los WILDCATS de Jim Lee, con el CYBERFORCE de Silvestri, y sobre todo con el crossover titulado KILLER INSTINCT protagonizado por ambos grupos). Así que supongo que en homenaje a los viejos tiempos he decidido hacerme con este comic que ahora mismo tengo en las manos mientras hago esta reseña para los mozos visitantes de la página.
¿Y qué me he parecido?…, pues que sin llegar a emocionar ni a poner los pelos de punta…, se deja leer y da la sensación de que si en los próximos números se siguen manteniendo ciertas intrigas y misterios que en estos primeros números se plantean…, la colección puede ganar ciertos enteros.
Lo recomiendo a todos aquellos que les inquieten las historias de manipulaciones en las que el gobierno está implicado, super-tipos renegados, fugitivos y maquinaciones que esconden más de lo que parecen…
Mención especial para el dibujo de Silvestri. Hace poco leí en una crítica de no sé qué comic del bueno de Marc en la que se decía que no se le ven ganas de mejorar con el paso del tiempo.
Ante esto sólo tengo que decir que no sé para qué necesita mejorar si su estilo es (en mi opinión) de un gusto exquisito. Vale que los mendas que dibuja son tipos que marcan músculos hasta por debajo de la ropa, y que las “gachises” que se saca de la manga son (sin llegar al extremo de Michael Turner) mujerones de curvas y caderamen tipo “larrascás”. Pero aún con todos esos excesos, su estilo y su trazo ya lo quisieran muchos para sí…

Deja un comentario