Destrozando mitos: Darth Vader

Durante estos últimos días hemos recibido mazo de cartas de lectores y de ex-compañeros del pabellón nº 25 de Sant Boi de los locos solicitando que retomásemos de una puta vez esta sección clásica del blog. En ella vamos a tirar por tierra una vez más a alguna vieja gloria de antaño, demostrando que a veces los famosos nos tienen “mu” engañaos con respecto a lo que realmente son. Y nuestro personaje elegido hoy no es otro que Darth Vader, conocido por sus jadeos respiratorios con los que parecía un cincuentón viendo la porno del plus.

Destrozando Mitos: Snoopy

¿Quién no ha oído hablar nunca de Snoopy?. Sí, me refiero a ese puto perro mudo, borracho y degenerado. Esa imagen dulce e inocente que todos tenemos del puñetero perro éste es una farsa. Hace mucho que no se sabe nada de la mascota de Charlie Brown, y no es más que por ocultar su estado actual. Y es que la fortuna que ha amasado el jodío perro supera a la de Pancho, el perro de la lotería. Como suele ser habitual en las mentes débiles, el dinero le ha corrompido según han ido pasando los años. Sí, lo sentimos, pero en Vas Tú Listo aprovechamos este tipo de oportunidades bajunas para lucrarnos y seguir codeándonos con el alto standing. ¿Que no nos creéis?. Pues nada, echad un ojo a lo que viene ahora…

Destrozando mitos: Salvados por la campana

Un clásico de los años mozos de los muchachos de Vas Tú Listo era el llegar a casa después de un duro día de instituto, despanzurrarse en el sofá cual perrazo a la sombra de un chopo, cogerse la merendola y ponerse a ver Salvados por la campana. Era una de esas series míticas de antaño (de los años 90 concretamente) en la que vivíamos engañados con un concepto idílico de los institutos americanos con jovenzuelos sanos, castizos, y que estaban todo el día de charanga y pandereta pasándoselo de puta madre allí metidazos (mientras que nosotros en el nuestro estábamos hasta el ojete de echar allí el día entre tanta clase soporífera). Sin embargo, hoy por hoy pensamos que a esta serie le faltó el capítulo en el que Zack Morris y sus compinches sacaran una escopeta recortada y se liaran a tiros con sus compis. Cuando van a coser a balazos al último de ellos, suena la campana y se piran a casa. Esto sí que sería más apropiado para una serie sobre institutos americanos que se titulara Salvados por la campana.

Destrozando Mitos: Leticia Sabater

Siguiendo la línea que he ido trazando en mis últimos post, vuelvo a dar un salto o una mirada al pasado, porque cuando era pequeñito mi cole decidió que era más que interesante para los pequeñajos ver cómo se grababa un programa en la tele. Aquello era todo un espectáculo, las madres peinándonos a base de cepillo, agua y gomina dejándonos los pelos como sí te los hubiera lamido una vaca, cerrando toda posibilidad al acceso de algún piojillo “despendolao”, y todo porque sus hijos iban a salir en la tele, sí sí, en la tele.

Destrozando Mitos: El Cocherito

Esto sí que es lo más de lo más que me he hechao a la cara, leré. Cuando pongo el radiocassette y escucho esta peasssso de versión de una de nuestras canciones infantiles más conosias, me dije “esto para el blog”, leré. Y por qué os preguntareis, pero todas vuestras dudas quedarán solucionadas cuando le déis al play, leré.

Destrozando mitos: Scooby Doo

Si algo hemos aprendido todos los que veíamos Scooby Doo cuando éramos más jovencitos y estábamos de mejor ver es el hecho de que si hay una cosa a la que temer en esta vida es a los promotores inmobiliarios. Realmente esta serie era curiosa no sólo por esta moraleja que se nos dejaba caer al final de cada episodio, sino por toda esa temática de un grupo de hippies “fumaos” y un perro que más o menos chapurreaba nuestro idioma, que iban en su furgoneta de pueblo en pueblo enfrascándose en todo tipo de misterios chungos en los que el malo siempre resultaba ser un gili “disfrazao”. Realmente todo tenía un aire de buen rollo con el que los momentos de misterio y “terror” quedaban reducidos al final de cada capítulo a las risas y el regocijo de nuestros protagonistas, que se congratulaban por haber resuelto un nuevo caso. Realmente todo lo que rodeaba a estos personajes era muy idílico, muy bonito y lo que queráis. Por esa razón, hoy en Vas Tú Listo hemos estado indagando sobre la serie y os queremos tirar por tierra todo ese buen rollito que había detrás de estos personajes.

Destrozando mitos: Campeones y Doraemon

Con el permiso del nunca bien ponderado Kiko me voy a apropiar durante esta tarde de una de sus secciones más laureadas y famosas con la intención de dedicar unas palabrejas a dos series míticas que seguramente serán muy admiradas por muchos de los seguidores del blog. Me estoy refiriendo concretamente a Campeones y a Doraemon, dos clasicazos con los que todos hemos pasado tardes gloriosas de antaño pegados a la tele con los ojos como platos. En algún momento todos hemos admirado a los protagonistas de esas series y seguramente todos hemos envidiado al bueno de Oliver por su excelso toque de balón o a Nobita por tener un cabrón de gato tan enrollado como Doraemon. Pero…, ¿y si os dijera que no es oro todo lo que reluce?. ¿Y si os dijera que estos dos personajes no son verdaderamente tan molones como pensábamos?. ¡Ah…!, ¿que no conocéis los murmullos y rumores que circulan en torno a los protagonistas de estas dos series?. Pues hoy en Vas Tú Listo queremos dedicar unas palabrejas a estos cuchicheos que seguramente a muchos os suenen (y a los que no los conozcan les recomendamos que a lo mejor es preferible que sigan viviendo en la inopia, pues lo que vamos a comentar hoy es bastante duro y no apto para cardiacos ni para admiradores de esos dos personajes). Se os pueden caer dos mitos…

Destrozando mitos: El Gran Héroe Americano

Una de las series de las que guardo un recuerdo entrañable es sin duda El Gran Héroe Americano, protagonizada por William Katt, el cual estaba de moda por aquellos años (hizo alguna que otra película digna de mención, como “House, una casa alucinante“).  Si os acordáis, el protagonista de la serie de la que os hablo recibía de una nave extraterrestre un misterioso traje que albergaba infinidad de poderes, pero debido a la mala suerte pierde las instrucciones de su uso. Esto generará un sinfín de situaciones cómicas donde el rubiales de rizos de oro intentará descubrir cómo funcionan algunos poderes, o cómo otros se manifiestan por arte de magia. Todos los que vivieron en los 80 se acordarán de esta mítica serie… ¿le habrá hecho polvo el paso de los años?

Destrozando mitos: Spiderman 70’s

Quién no tiene un grato recuerdo de todas aquellas series y películas que nos vieron crecer. Los que vivimos en los ochenta deseábamos que llegase el sábado para ver McGyver, que terminase el coñazo del telediario para ver El Coche Fantástico, etc. Es inquietante cómo nuestra mente los guarda dentro de una sala infranqueable, puestos toditos ellos sobre un pedestal, y cómo el simple hecho de recordarlos nos hace sentir felices y nostálgicos de aquellos maravillosos años. Hasta que volvemos a ver una imagen de esas series o películas y nos preguntamos, ¿cómo cojones me podía gustar esta mierda?