IRREDEEMABLE

Soy consciente de que hoy por hoy estoy muy encasillado en la lectura de cómics de Marvel, hasta el punto de que cualquier día la gente me señalará con el dedo por la calle y me dirá: “Hey, hasta luego, encasillao”. Así que de vez en cuando, para quitarme este curioso “San Benito”, me gusta jugármela con mis famosas apuestas personales a través de las cuales me hago con la compra de un cómic del que apenas conozco nada, por el simple hecho de que me transmite buenas vibraciones echándole un rápido vistazo.

Y esto fue lo que hice hace unos días en mi última visita a la tienda con esta novedad de Norma editorial que lleva por título Irredeemable. Una de las primeras cosas que me atrajo fue ver el nombre de Mark Waid en la portada, guionista al que tengo en buena estima por lecturas tales como su etapa en los 4F o su más que recomendable Empire. A colación de este último título, hay que comentar que Waid vuelve a marcarse una historia en la que el protagonista es un villano un poco cabronazo (supongo que por eso me llamó tanto la atención este cómic cuando leí el resumen de la contraportada, pues este tío sí que sabe caracterizar a personajes aviesos).

SKYLINE

No hay nada que nos guste más que las pelis donde la humanidad pende de un hilo debido a una catástrofe natural, un virus que devuelve la vida a los muertos o un devastador ataque alienígena. SKYLINE cae dentro de la tercera opción, pero por desgracia para nosotros, será una de esas pelis que pasarán con más pena que gloria, y será olvidada en el olimpo de las pelis que no nos dicen nada.

Skyline nos muestra a un grupo de personas que después de darse una buena fiesta en una casa, se despiertan durante la noche sobresaltados por unos temblores que azotan el bloque de pisos. Al despertarse notarán que todo el piso está iluminado por una extraña luz azulada que procede del exterior. No tardarán en darse cuenta de que esa extraña luz tiene procedencia alienígena y que éstos no vienen precisamente con muy buenas intenciones.

KANE & LYNCH 2: DOG DAYS

Después de habernos pasado el Sr Grifter y yo la primera entrega del Kane & Lynch jugando en cooperativo en mi casa, usando la maldita pantalla dividida que no deja ver una mierda, me estuvo bombardeando durante algunas semanas para que nos comprásemos la segunda entrega, y la disfrutásemos cada uno desde su salón (esta segunda entrega sí que tiene cooperativo online señores). Viendo los análisis que hacían las webs especializadas, a mí se me quitaron las ganas de comprar el juego, ya que todo el mundo lo estaba poniendo a caldo: la cámara era una mierda, la historia era super corta, y el argumento no aportaba nada.

Pasaron los días, y viendo que yo no me compraba el juego, aún estando a precio bastante decente por UK, mi gran amigote el Sr Grifter me obsequió con una copia del Kane & Lynch 2: Dog Days. Ya no tenía escapatoria. Tendría que jugar…

EL EQUIPO A

Todo el que fuera un tierno mozalbete, achuchable y mofletudo, durante la década de los 80, recordará aquellas tardes de los sábados en las que a eso de las 20:00h siempre ponían alguna serie chula en Tve1 (los buenos tiempos de cuando sólo había dos canales y los chavales aún jugaban en la calle sin quemar papeleras ni patear cubos de basura). De aquella época datan series como Macgyver, la magnífica “V” y toda su parafernalia de las pegatinas de la Teleindiscreta, y por supuesto El Equipo A. En mi barrio concretamente había una desbandada total de la muchachada cada vez que iba a empezar la serie, bajo la frase de: “Me subo a casa que va a empezar el episodio” (hoy en día con internet esa frase ya sólo está en boca de las marujonas enganchadas a los dramones telenoveleros).

Así que supongo que todo aquel que por entonces disfrutara con la serie, se la habrá jugado con el visionado de esta película para ver cómo estaban recreados estos míticos personajes de antaño (yo al menos esperaba que hubieran solucionado por fin aquel pequeño detalle de la serie en la que cada vez que Hannibal recibía un puñetazo, se veía a un tío con un pelucón blanco y con las patillas despegadas).

CALL OF DUTY BLACK OPS

Ya comenté en otro post que desde que descubrí nuevos horizontes en la compra de videojuegos en la páginas de U.K, un servidor ya no se deja los cuartos de forma “jaimitesca” comprándolos en nuestro bonito país (pues casi hay que prostituirse para comprar un juego nuevo, no me jodas). Sin embargo toda regla tiene su excepción, y la mía en esta premisa que acabo de comentar tiene lugar en el mes de noviembre. Es el único mes del año en el que voy al FNAC a comprarme un juego y dejarme 70 eurazos del ala. Y es que amigos míos, noviembre es el mes de Call of Duty. Como casualmente es también el mes de mi cumpleaños, cuando me preguntan que qué quiero de regalo yo pongo ojines de gato de Shrek y digo que quiero Call of Duty (me suelen preguntar que qué es eso, y yo suelo decir “Tú dame el dinero, que yo ya sabré…, ya”).

Así que el mismo día de principios de mes que el juego se puso a la venta, salí del curreles cual torete que salta a la plaza de Las Ventas y me hice con esta pequeña joya que hace que siempre resalte un pequeño halo(3) de luz en mis ojos cuando hablo de él.

CAGARRO: Mark Wahlberg será Nathan Drake

Acabo de leer en El Pixel Ilustre que Mark Wahlberg será el encargado de dar cara a Nathan Drake en la adaptación peliculera de unos de los mejores juegos que tiene PS3 y esta generación de consolas: Uncharted. Madre mía qué bajón. ¿Pero qué cojones tienen estos de Hollywood en la cabeza que siempre cogen a tipos sin carisma para papeles como éstos? Como bien dicen en la web que comento, éste tipo ya se cargó otra adaptación de un videojuegos: Max Payne. A mi la verdad es que no me dice nada de nada este hombre…

Mark Wahlberg será Nathan Drake

Por dios… Nathan Drake debería ser el Indy de este siglo (me duele decir que el señor Harrison Ford ya está mayor y habría que buscarle un sustituto, pero en otro personaje. Indy siempre será Harrison. Por dios, que no me pongan al repeinado de Transformers como el nuevo Indy). Volviendo a Uncharted, los magníficos Naughty Dog han creado un personaje super carismático, graciosillo, guaperas, como tiene que ser!. En mi opinión, Nathan Drake debería ser Nathan Fillion. Tienen el mismo nombre, e incluso se parecen físicamente, y el tipo tiene un carisma que más quisiera el Mark Huargo ese.

Nathan Fillion pega más como Drake, ¿verdad?

De hecho, el bueno de Nathan pidió hace tiempo públicamente, vía Twitter, que le encantaría encarnar al bueno de Drake. Me he quedado cartulina con esta noticia. ¿A quién se le puede pedir la carta de reclamaciones?

FRINGE

Voy a desviarme un poco de mis típicos posts de videojuegos para presentaros la que para mi es una de las mejores series de televisión actuales: Fringe. Actualmente se está emitiendo la tercera temporada, aunque tengo que decir que yo voy por la mitad de la segunda, y por ahora me está gustando bastante. La serie está producida, entre otros, por el famoso J.J Abrams (merece que le partan la cara por estropear el final de Lost), que como comento entre paréntesis también es uno de los productores de Perdidos.

Fringe cuenta la historia de un grupo de policías dentro del FBI que se dedica a investigar lo que ellos llaman El Patrón, que consiste en una serie de acontecimientos que rayan lo paranormal y lo extraño, presumiblemente todos ellos relacionados entre sí. La cabeza visible del grupo será la agente Olivia Dunham (Anna Torv), que será ayudada por dos civiles: el extraño y medio chiflado Walter Bishop (John Noble) y su mega inteligente hijo Peter Bishop (Joshua Jackson).

PREDATORS

Supongo que todo aquel que viera en su momento la primera película de Depredador allá por el año 1987, sobre todo si se era aún un tierno mozalbete, quedaría impactado con lo bueno que era ese film por esa tremenda mezcla de terror, acción y ciencia-ficción. Así que cuando estrenaron esta película a la que dedico mi post de hoy me llamó la atención por saber cómo continuaban la saga (que por cierto, no sé porqué no le han puesto en el cartel el título de Depredador 3 sin caérseles los anillos).

El caso es que desde casi los primeros compases del film, uno no puede evitar pensar que le van a contar la misma historia que ya se pudo ver en la primera parte, solo que peor hecha y con personajes menos carismáticos. A este respecto merece la pena comentar la elección del bueno de Adrien Brody como protagonista, del que no pongo en duda sus buenas cualidades como actor, pero sin sacarle de papeles dramáticos (como, por ejemplo, el que hizo en El Pianista).

X-MEN ORIGINS: WOLVERINE

A lo mejor es que con los años me he vuelto menos selecto y más permisivo, pero yo soy uno de esos a los que la peli de Lobezno no le pareció tan bodrio como la pintan muchos. Y es que creo recordar que ya comenté una vez que desde hace ya tiempo he dejado de ser crítico con las adaptaciones que se hacen del noveno arte a la gran pantalla, porque el tapiz hollywoodiense es “muy suyo”, y no entra dentro de sus planes responder a las exigencias ni colmar las expectativas de los frikazos (esa es una realidad que hay que afrontar para evitar decepciones).

Bueno a ver, que me pongo a divagar y me desvío del tema del blog. Hoy me gustaría hablar de este juego que me tuvo bastante viciado en su día, y que a ver si retomo para terminarlo porque me quedé a las puertas del final. Por regla general, la “alianza” Marvel-Activision suele traer videojuegos bastante decentes, y tengo que reconocer que el del bueno de Logan (basado en su película), lo es.

LIMBO

Después de unas merecidas vacaciones en el paraíso (desde ahora llamaré así a las Islas Canarias, más en concreto la isla de Las Palmas de Gran Canaria), vuelvo con las pilas cargaditas para daros mis mini reviews de videojuegos.

Hoy os hablaré de otra joyita que tiene el bazar de Xbox Live: LIMBO. Estaba en mi lista de futuribles desde que salió, ya que tenía una pinta estupenda, y me daba un filling a pequeña joya, como sucedió hace tiempo con Braid. Decidí pillármelo para pasar una tarde de aburrimiento con la novia al precio de 1200 puntos, aproximadamente unos 14 euros o así. El precio me parece exagerado para un juego del bazar, pero tengo un truquillo que me enseñó mi colega Xusso para convencerme a mi pispo de que es rentable hacer este tipo de compras.