MARVEL KNIGHTS: PUNISHER #3

Tengo que reconocer que este comic me encanta…; forma parte de la miniserie de doce números del dúo Ennis/Dillon, que fue publicada dentro del sello Marvel Knights hace ya unos pocos añitos en nuestro país. Hace unos días estaba ordenando uno de mis armaritos repletos de comics, me lo encontré entre esa vorágine y no pude resistirme a releerlo. ¿Y porqué me gusta tanto el argumento de este número en concreto?…, pues lo voy a contar. Este comic encierra entre sus páginas un peculiar choque de personalidades entre el bueno de Frank Castle (alias Punisher) y Daredevil, que tengo que reconocer que me encantó cuando lo leí en su día. Como todos sabéis, Daredevil es el típico superhéroe altruista que combate el crimen y defiende la ley porque es lo correcto (es el típico héroe idealista que cree que los criminales han de pagar por sus delitos cumpliendo condenas siempre dentro del sistema judicial).
Punisher, en cambio, es el típico anti-héroe que lucha contra el crimen movido por sus ansias de venganza y que se toma la justicia por su mano, ya que su familia fue asesinada cruelmente por unos criminales y por eso todos los de esa calaña han de pagar por ello. Siempre me ha inquietado este personaje precisamente por esto, porque no persigue criminales movido por los ideales de esos típico héroes “bonachones”, sino que los persigue (y los mata) por venganza y para dar rienda suelta a todo ese odio que lleva dentro (no es más que un pobre desquiciado que a veces no es mucho mejor que esa escoria a la que extermina).
Comentadas estas nociones previas, pasaré a explicar el argumento de este comic, que como he dicho al principio, a mí personalmente me encanta. Todo comienza con Punisher apostado en la azotea de un edificio esperando a que un miembro de la familia mafiosa de los Gnucci sea trasladado a los juzgados, con la intención de meterle un tiro en la cabeza en cuanto se ponga en su punto de mira. Mientras está allí apostado, de pronto aparece Daredevil que trata de persuadirle con su sempiterno idealismo que esa no es la mejor forma para que los criminales paguen por sus delitos y que deje obrar al sistema judicial. Punisher es sabedor de que el poder de esa familia y la corrupción de muchos cargos propiciarán que Dino Gnucci esté en la calle en “menos que canta un gallo”. Así que como era de esperar ambos tienen más que palabras…, y Punisher consigue derrotar a Daredevil dejándolo inconsciente usando métodos bastante sucios (todo hay que decirlo). El caso es que cuando Daredevil recobra el conocimiento despierta totalmente encadenado, con una mano pegada al pecho y sosteniendo una pistola que apunta directamente a la cabeza de Punisher, quien está situado de espaldas a Daredevil apostado en esa azotea esperando a dejar seco de un tiro a Dino Gnucci en cuanto aparezca. Como es de suponer, Daredevil le pregunta que a qué viene todo eso y porqué le ha dejado encadenado sosteniendo una pistola apuntando a su cabeza. Punisher le explica que le está dando la oportunidad de detener el asesinato de Dino Gnucci, y puede hacerlo matándole a él antes de que dispare con su rifle sobre ese miembro de la familia Gnucci. A continuación Punisher le explica que si no dispara estará dejando que se cometa un crimen que podría haber evitado, pero que si dispara se convertirá en eso que tanto odia: en un asesino. Daredevil se queda perplejo y casi sin palabras le pregunta que qué clase de decisión es esa, a lo que el bueno de Frank Castle responde: “la que tengo que tomar yo cada vez que he de apretar el gatillo” (qué gran guionista señor Ennis…, qué grande).
¿Muchos preguntaréis…, y cómo hostias acaba todo este tinglado?, a lo que yo respondo: “Pues os hacéis con el comic y lo leéis, porque el final no tiene desperdicio alguno”. Además que si conseguís encontrar el tomo de 100% Marvel donde se reeditó hace unos años toda esta saga de doce números, podéis daros con un canto en los dientes porque era un auténtico ofertón (además encontraréis también la aparición de un personaje llamado “el ruso”, que tiene un cara a cara con el bueno de Frank que seguro que os hará flipar). Comentar por último que en gran parte de esta saga se basó la película de Punisher protagonizada por Thomas Jane, de la que hay que decir que no capta demasiado bien la esencia de este personaje. Menos mal que la nueva versión que se está preparando y que se estrenará dentro de no mucho, da bastantes buenas vibraciones (creo que a lo mejor mañana la dedicaré un post, pardiez).

Deja un comentario