THOR # 1-4 (Straczysnki/Coipel)

Pues hombre, tengo que reconocer que el bueno de Thor nunca ha sido de mis personajes favoritos (no sé, supongo que lo veo demasiado pomposo y pedante). Dentro de las páginas de los Vengadores pues sí le toleraba formando equipo con otros héroes, pero hasta ahora nunca me había acercado a un colección suya en solitario. Bueno, cosillas suyas sueltas sí había leído en algún tomo de Obras Maestras de la etapa de Walter Simonson y alguna cosilla que otra más, pero como digo nunca había sido un fiel devoto de las aventuras en solitario del Asgardiano. Sin embargo, por muy criticado que esté ahora, siempre he tenido al bueno de Straczynski como un guionista más o menos decente (siempre le recordaré como quien me hizo reencontrarme de nuevo con el arácnido y quien me hizo disfrutar como un campeón con su Midninght Nation o su Supreme Power). El caso es que cuando me enteré de que iban a relanzar las aventuras del Dios del Trueno pues me decidí a dejar atrás mis prejuicios para con este personaje y darlo una oportunidad.
Y bueno…, sin ser un comic para quitarse el sombrero, reconozco que de momento se deja leer. Quizás la historia avanza algo lenta para mi gusto (y es que la grapa de 24 págs cada vez se queda más pequeña para saciar las ansias comiqueras). Hasta el momento en esos 4 primeros números nos encontramos con que Thor ha regresado “al mundo de los vivos”(tras el famoso Ragnarok) y además ha hecho resurgir la mítica ciudadela de Asgard en medio de un terreno perdido en pleno EEUU porque le sale de sus divinos… De momento el nº más inquietante me ha parecido el tercero, con un buen rifi-rafe entre Stark y el hijo de Odín. Aunque no están mal relatadas las cosas que Thor le echa en cara a Tony, creo que a ese enfrentamiento entre los dos podría habérsele sacado más partido (sobre todo ahora que Iron man es más poderoso con el Extremis corriendo por sus venas). Aún así ha sido reconfortante ver cómo ese Thor con un carácter mucho más arisco y arrogante del habitual, baja los humos al jefazo y cabeza pensante de la Iniciativa.
En los dos últimos números la colección ha entrado en la dinámica de Thor buscando a sus viejos compañeros asgardianos, cuyos cuerpos se encuentran latentes dentro de seres mortales esperando a ser “despertados” por el dios del trueno. Esperemos que Straczysnki no se tire con la historia ésta muchos números más porque un poco vale, pero como sigan por ahí los derroteros durante muchos números puede empezar a volverse tedioso. En cuanto el dibujo de Coipel nada que objetar. Un dibujante más que correcto con un estilo bien elegante que se adapta perfectamente a los tipos superheroicos. La verdad es que creo que desde que empecé a conocer a este dibujante en las páginas de los Vengadores durante la etapa de Geoff Johns (como por ejemplo la magnífica saga de ZONA ROJA) su estilo se ha depurado y ha mejorado muy mucho. Un gran dibujante, sí señor. En definitiva, una nueva etapa del Asgardiano que por ahora no pinta mal y que parece interesante por ver cómo se sigue desarrollando la interacción entre Thor y Stark y por ver cómo se adapta el hijo de Odín al nuevo statu quo surgido tras la Civil War. No sé vosotros, pero yo por mi parte seguiré dándolo una oportunidad.

Un triste comentario

Deja un comentario