WILDCATS HOMECOMING/////WILDCATS GANG WAR

Hace poco tiré de “estantería de clásicos” y me dio por volver a releer estos 2 tomos que salieron hace ya casi 7 años, recopilando la etapa de los WILDCATS guionizada por ALAN MOORE. Y es que da igual lo que a éste hombre le echen para guionizar (a todo lo saca partido y deja siempre patente el derroche imaginativo del que hace gala). El tomo de HOMECOMING parte del hecho de que los WILDCATS originales son dados por muertos tras una explosión que aconteció en un famoso crossover de por aquel entonces, y por ese hecho SAVANT y MAJESTIC deciden fundar un equipo de WILDCATS alternativo buscando entre la “creme de la creme” de supertipos encuadrados en este universo. Finalmente reclutarán a MAX CASH (el hermano del genial GRIFTER), a LADYTRON (una supertipa con tetas biónicas y muy mala leche) y a TAO(tan manipulador como el de SLEEPER).

Se trata de un equipo bastante poco ortodoxo, ya que a veces da la sensación de que ellos son más cabronazos que los villanos a los que atacan. Ese “política” suya de ser proactivos y no reactivos, les lleva a hacer cosas como el irrumpir en medio del funeral de un maloso al que previamente habian matado. Tanto ésta parte de estos WILDCATS alternativos en la tierra, como la de los WILDCATS originales en el planeta KERA (donde se enteran que la guerra contra los daemonitas había acabado hacía años) están fantásticamente llevadas y se van desarrollanado genialmente a la par. Muy buena la visión que nos da MOORE sobre cómo las utopías no son siempre tan buenas como parecen, cuyo halo de corrupción afecta a mucho de los miembros del equipo, produciéndose desavenencias entre algunos de ellos. Todo esto va dando paso a la vuelta de los WILDCATS originales a la tierra, donde se encontrarán con ese grupo alternativo fundado por SAVANT y MAJESTIC, viéndose envueltos de pronto en una guerra de bandas en la que ambos grupos tendrán que colaborar. Si a nivel argumental ambos tomos se dejan leer muy fácilmente y su lectura engancha…, existe un pequeño “pero” a nivel de dibujo. Y es que el baile de dibujantes a lo largo de cada número llega a cansar un poco. Las partes dibujadas por genios como TRAVIS CHAREST o JIM LEE, son una delicia y casi parece como si uno sostuviera una obra de arte entre sus manos. Pero claro…, uno de deja embelesar por las viñetas de estos dos “monstruos”, y de pronto pasas de página y te encuentras el dibujo de gente cuya mano para dibujar no “está tocada por los dioses”, y uno siente algo parecido a estar viendo unas escenas de futbol en la que sale Ronaldinho y de pronto las cambian por escenas de Pizo Gomez. Aún con todo son 2 tomos muy recomendables de uno de mis grupos favoritos (GRIFTER FOREVER).

Deja un comentario