BATMAN: ASILO ARKHAM

El martes me llegó por fin este juego que había pedido a una de esas páginas de U.K en las que compro porque estaba a menos de 20€ (aquí en nuestro querido país sigue en torno a los 60€ o más). Después de haberlo probado y llevar ya pasado un buen rato del juego, tengo que decir que es la hostia de bueno, y si eres fan del murciélago y tienes una consola de última generación, debes jugarlo sin falta porque no te vas a arrepentir. El juego está basado en el comic del mismo nombre, considerado por muchos como el más oscuro, retorcido y terrorífico del murciélago (ese honor pertenece al guionista Grant Morrison). De esta forma, el juego se desarrolla en el asilo Arkham, un lugar de corredores tenebrosos y sombras opresivas. Durante años, los enemigos de Batman, dementes, desquiciados y deformes, han estado prisioneros dentro de estos muros claustrofóbicos. En celdas acolchadas y sótanos oscuros, se han cobijado y hecho planes, mientras sueñan con el día en que se han de levantar para dominar al mundo de la razón, y ese día por fin ha llegado.
Metidos en la piel de Batman deberemos recorrer los tenebrosos pasillos de este manicomio, donde la demencia, el delirio y el caos están siempre presentes (y más ahora que el Joker ha revolucionado al resto de presos y estos campan a sus anchas por este manicomio). Ahora Joker es “el gato”, y piensa dar caza a Batman al tiempo que se afana en quebrar la ya de por sí inestable salud mental del Hombre Murciélago tratándole de imbuir de la locura que se respira en cada uno de los pasillos de Arkham.
Tengo que decir que este es el mejor juego basado en un superhéroe al que he jugado hasta la fecha, no sólo porque te hace sentirte como si fueras el personaje, sino también porque se trata de una mezcla de géneros que le proporcionan una jugabilidad tremenda al título: lucha, infiltración, exploración e investigación. Sin duda alguna, lo que más me está gustando son los momentos en los que llegamos a una sala llena de enemigos, nos encaramamos en algún saliente del techo y desde ahí se planea la estrategia a seguir para ir acabando con ellos uno por uno sin ser vistos y aprovechando la oscuridad (impagable ese movimiento de Batman en el que se desliza boca abajo desde lo alto para atrapar a uno de los enemigos, subirlo y dejarlo colgado de una pierna en un saliente). Y si ya de por sí la jugabilidad es lo mejor de este título, hay que añadir un estupendo doblaje, en el que Batman contará con la voz del actor que dobla a Chrsitian Bale en las películas, por no hablar de la desquiciante voz del Joker, que a lo largo de todo el juego tratará de acongojarnos con sus risas y comentarios a través de los altavoces de los tenebrosos pasillos. En definitiva, un juego que recomiendo a todo el mundo, en especial a los fans del personaje, porque esto es lo más parecido a meterte en la piel de un supehéroe y sentir el miedo que se respira en un lugar tan desquiciante como puede ser el asilo Arkham.