BAYONETTA

No podía dejar pasar la oportunidad de dedicar el post de hoy a mi última adquisición de juego de la Xbox, que he de reconocer que me tiene viciadito. Tengo que confesar también que a la hora de pedir este juego a la página de U.K. donde los compro era un poco reticente, ya que el estilo de juego viene a ser el del típico “machacabotones” de golpear a todo lo que se mueva por la pantalla. Y la verdad es que los primeros minutos de juego me arrepentí un poco de haberlo comprado (aunque estuviera muy barato), pero lo cierto es que a medida que avanza el juego esa sensación se diluye y el cabrón te engancha de la hostia.
El hilo argumental del juego se sitúa en el contexto de un mundo en el que el infierno, el cielo y el purgatorio conviven en un enfrentamiento casi constante. Nuestra protagonista es una bruja que está justo en medio de todo, de la que destaca su arte y su gracejo natural a la hora de eliminar a las criaturas celestiales para cobrar las recompensas que se pagan por sus halos. A través de la distintas secuencias de vídeo nos iremos percatando de la profundidad de la historia, viendo cómo los distintos hilos argumentales convergen para que todo cobre sentido al final.
Lo más peculiar del juego es que nuestra bruja portará dos armas de fuego en los tacones de sus botas, de las que no se despojará nunca, pudiendo llevar otras dos en las manos. Si llevamos cuatro pistolas, lo que se vivirá en pantalla será un verdadero espectáculo de tiros, digno de las mejores películas del oeste, donde Bayonetta realizará acrobacias imposibles descargando su plomo en todas las direcciones. Pero sin duda alguna, donde destaca el juego es en el apartado de las magias e invocaciones de las que dispondremos, que hacen verdaderamente de él un espectáculo visual impresionante (por no hablar de los pedazo de seres monstruosos que van saliendo a lo largo del juego y que ocupan media pantalla o casi la pantalla entera). Hay que destacar un hecho inquietante que tiene que ver con este apartado, pues si algo caracteriza a nuestra bruja es el ser una mujer muy sexy, y en ocasiones se valdrá de su ropa para realizar invocaciones de demonios gigantescos que despachan a sus enemigos de forma brutal. El hecho de quedarse parcialmente en paños menores mientras invoca a esos seres ha provocado que haya puesto en jaque el reinado de la mismísima Lara Croft como la fémina más sexy de los videojuegos.
En definitiva, se trata de un juego de acción pura y dura, en el que la bruja protagonista se enfrentará en solitario a todo un ejército de ángeles y criaturas celestiales. Cualquiera que conozca otros títulos como Ninja Gaiden, God of War, o el propio Devil May Cry y les haya gustado mínimamente este sistema de juego, deberían echarle un vistazo a Bayonetta, porque os aseguro que váis a flipar.

Deja un comentario