BUBBA HO-TEP

No me cansaré nunca de alabar en este blog a ese pedazo de crack que es Bruce Campbell, que aparte de ser un actorazo del copón, se dice de él que es un tío de puta madre. Ayer me dio por buscar alguna peli suya que no hubiera visto aún, y me encontré con este curioso film titulado Bubba Ho-Tep. Como es habitual en mis post de cine, haré primero un croquis del argumento, (que seguro que tras leerlo muchos pensaréis que es una frikada del copón)…; pero lo que así leído a primera vista suena a rayada inconmensurable, tiene su aquel una vez que uno ha visto la peli: “Todo comienza en Texas, donde nos encontramos a un Elvis Presley que al parecer no murió como todos creíamos, sino que vive sus días penosamente en una residencia de ancianos intentando encontrar una motivación que le devuelva las ganas de ser de nuevo el Rey tras un accidente que le destrozó su famosa cadera. Su mejor amigo en la residencia es un tal Jack, un hombre negro que dice ser el Presidente Kennedy, a quien tiñieron su piel de ese color para ocultarlo.
La vida de ambos (y sobre todo la de Elvis) pasa de forma agónica mientras día tras día no ocurre nada, hasta que empiezan a suceder cosas extrañas a su alrededor. Ambos se enfrascan en la investigación y descubren que una milenaria momia se ha instalado en el asilo y se está alimentando de las almas de los residentes cada noche. Por este motivo, Elvis y JFK deciden unir fuerzas como pueden para eliminar a esta amenaza”.
Como he dicho hace unas líneas, el argumento puede sonar a “friki que te cagas” e incluso hasta a ridículo, pero no os dejéis engañar, porque detrás de toda esa trama, la película es una brillante (y extraña) mezcla de humor, terror, suspense y acción. Y si hay alguien que destaca en hacer suya esa mezcla de terror y humor, ese es el gran Bruce Campbell, quien ya lo hizo de forma magistral en la famosa trilogía. A mí personalmente me ha gustado cómo está llevado el argumento a través de los pensamientos de Elvis (con esa voz en off) y con esas retrospectivas que nos explican cómo pasó a ser una gloria del rock a ser un pobre viejo olvidado en un asilo. Y no me cansaré de insistir en el hecho de que a pesar de lo raro que pueda sonar el argumento, la grandeza de la peli gira en torno a unos personaje sólidos y muy bien definidos, que en ciertos momentos dejan traslucir una sólida base emocional, y que hacen que la película sea en ocasiones incluso hasta conmovedora (sobre todo por el hecho de cómo ambos perdieron el contacto con sus respectivas familias y se arrepienten de ello en los últimos años de su vida, anhelando volver a tener una oportunidad que jamás tendrán). Pero sin duda alguna, lo más inquietante de este film es el hecho de que al acabar de verla, al espectador le queda la duda de si esos personajes eran realmente quienes decían ser o si todo no es más que una fantasía escapista de dos pacientes con facultades mentales disminuidas, imaginando monstruos y eventos paranormales cuando lo único que los amenaza es su avanzada edad y el Alzheimer. Para acabar os dejo un vídeo con imágenes de la peli y con el tema musical central del film, una canción bastante chula que pega a la perfección con el toque tan inquietante que se respira en ella.

Deja un comentario