BURIED

El viernes por la tarde estuve leyendo en el periódico la crítica sobre esta peli, y como vi que la ponían tan sumamente buena y sorprendente, enganché ayer a Kiko, Miguelón, Héctor y Mar para ir a verla. Tengo que decir que cuando antes de comprar las entradas les expliqué sobre lo que iba la peli, alguno de ellos puso cara poker y no le dejé muy convencido. Y es que para el que no haya oído hablar aún de este film le diré que se desarrolla de principio a fin en un único lugar: un ataúd. Todo comienza cuando Paul Conroy, un conductor de transportes y padre de familia, despierta enterrado vivo en un viejo ataúd de madera. Sin saber quién puede haberlo puesto ahí y por qué, sólo dispone de un teléfono móvil medio agotado para tratar de escapar de su agónica pesadilla. La cobertura precaria, la batería y la escasez de oxígeno son sus peores obstáculos en una carrera a vida o muerte contra el tiempo: Paul sólo dispone de 90 minutos para lograr su rescate.
Supongo que tras leer esto muchos os estaréis preguntando: “¿Y cómo cojones se puede hacer una película que dure hora y media y que se desarrolle únicamente con un tío metido en un ataúd?.
Además hay que tener en cuenta que en la peli sólo hay un único actor, y tampoco se recurre a recursos como el flashback ni a la voz en off, con lo cual es aún más difícil desarrollar un hilo argumental interesante que se desarrolle en un espacio tan reducido. Y es que esta película es un claro ejemplo de que para hacer un buen film no hace falta ni efectos especiales de la hostia, ni CGI, ni 3D, ni pollas en vinagre (simplemente con un buen guión y con buenos actores se puede hacer cine muy interesante). Mención especial para el actor protagonista (Ryan Reynolds, al que recordaréis por haberle visto en pelis como Blade Trinity o en la peli de Lobezno), y que me sorprendió muy gratamente con la interpretación que se marca el tío en esta película.
En definitiva, se trata de un film que me gustaría recomendar a todo el mundo, por ser una propuesta original y muy interesante. La trama te atrapa y te mete dentro de la pantalla hasta el punto de ponernos en la situación claustrofóbica de Paul. Sentimos lo mismo que él siente con una agonía enorme que nos lleva a pensar en qué pasará al final. Por eso recomiendo su visionado en cines, porque hay momentos en los que la pantalla se queda completamente en negro y sólo se oyen ruidos de fondo, dando la sensación de que uno está sumido en la oscuridad de ese maldito ataúd.

6 comentarios

  1. Anonymous dice:

    Rober, aplícate el cuento, que para hacer una buena peli no necesitas efectos especiales ni acción a raudales.

    No es la peli del año (el listón está bajo en general), pero mejor que la mayoría de lo que hay en la cartelera.

    Elektra

  2. Rober dice:

    Chaval, el listón lo marcó KICK ASS y lo dejó mu alto (que lo sepas).

  3. KiKo dice:

    A mi me gustú mucho la peli, la verdad. De las mejores pelis que he visto en este año… La tengo con un 8 en filmaffinity.

    Kick-ass me moló bastante también 🙂

  4. mar dice:

    a mí esta peli me encantó.

  5. mar dice:

    kick-ass???? ay madre….q voy a hacer con vosotros…

Deja un comentario