CYBERFORCE # 1-2

Hace poco me agradó ver la noticia de que NORMA EDITORIAL iba a sacar en España los números del relanzamiento de esta serie. Digo esto porque guardo un grato recuerdo de esta colección cuando IMAGE COMICS empezaba a hacer sus pinitos en la década de los 90. Y es que por aquel entonces (sería el año 1995), recuerdo que hice un parón en lo que a compras comiqueras se refiere. Supongo que todos los que nos consideramos coleccionistas hemos tenido, en algún momento, un período oscuro en el que (por el motivo que sea) hemos estado distanciados de este mundillo sólo para volver a retomarlo con más ganas. Pues como iba diciendo, allá por ese año recuerdo que pasé por un Kiosco y me llamaron la atención unas portadas de unos comics que no había visto en la vida. Se trataba de los WILDCATS de Jim Lee y el CYBERFORCE de Marc Silvestri. Ni que decir tiene que sendas portadas de tales dibujantes impresionaron al efebo que era yo por aquel entonces y decidí “pillármelos”.
Aquellos comics de IMAGE fueron los que me hicieron volver al redil y empezar a comprarme algunos de los títulos de esta editorial que empezaron a salir en aquella época. Vale…, estoy de acuerdo con que esos comics eran sólo dibujos espectaculares con argumentos flojísimos y bastante pillados por los pelos…, pero qué coñe…, cumplían una de las máximas que ha de tener un comic: ENTRETENÍAN.
A lo que voy es que este relanzamiento de CYBERFORCE viene a continuar con la tradición de aquellos comics IMAGE, pero yo no he dudado en darlos una oportunidad (como al HUNTER KILLER de Silvestri) porque sé lo que voy a encontrar en ellos y no le pido “peras al olmo”. Vale que este comic no es WATCHMEN ni MARVELS ni MAUS…, y en él vamos a encontrar un argumento tan simple como una amenaza alienígena a gran escala que lleva a los antiguos miembros de CYBERFORCE a reunirse de nuevo para combatirla. Hay resurrecciones de miembros del grupo cogidas por los pelos, superheroinas con los típicos “modelitos” made in TOP COW y demás clichés típicos de esta editorial. Y vale también que a pesar de tratarse de una amenaza alienígena tan peligrosa como se describe…, se despacha en un visto y no visto. Pero qué demonios…, es un comic que te hace pasar un rato entretenido y que se deja leer (insisto…, siempre y cuando no trates de poner en él unas expectativas como si de un comic de Alan Moore se tratara). Mencionar también que el dibujo de Pat Lee me parece tremendo (sobre todo en el 2º tomo). A lo mejor son imaginaciones mías, pero le veo un poco más alejado de su peculiar estilo “amerimanga”, alcanzando un nivel ciertamente espectacular en algunos momentos. En definitiva, un comic recomendable para todos aquellos que busquen una historia con un argumento sin mayores pretensiones y con un dibujo bastante espectacular (algo así como una vuelta a aquellos comics de los 90).

2 comentarios

  1. Almulí dice:

    ¡¡¡Pero que frikiii eresssss!!!

  2. Almulí dice:

    Pero vendes muy bien tus comics…dan ganas hasta de interesarse por ellos con todo el entusiasmo que tu le echas. Mira.. ya no te digo sólo cosas malas.. para que veas.

    Mimao!

Deja un comentario