El Invencible Iron Man 2: El más buscado del mundo

iron_logoComo es bien sabido por todos, el bueno de Tony Stark es un chulazo millonario y playboy de pura cepa como la copa de un pino, lo cual le pone en el punto de mira de muchas lagartonas que buscan cazar a un maromazo al que poder sacarle los cuartos cosa mala. Y francamente leyendo esa apostilla del título que dice lo de el más buscado del mundo bien podríamos pensar que este tomo que reseñamos hoy va a tratar sobre el pobre Tony acosado por tías guarronas…

Pero no amiguitos, este pedazo de tomo de la línea Marvel Deluxe viene a continuar la etapa de Matt Fraction a cargo de los guiones del vengador dorado (por cierto, si aún no has leído el tomo anterior de esta misma línea editorial que recopila la saga titulada Las Cinco Pesadillas no sabemos a qué cojones esperas, porque es un señor cómic de aupa). Y a este respecto tengo que confesar que nunca he sido muy amigo de las andanzas de Iron Man en solitario, pero tanto Warren Ellis en su día como Matt Fraction un poco más recientemente me hicieron volver a ver con buenos ojines a este personaje fuera de las páginas de Los Vengadores…

Es vox populi que en esta vida todo lo que sube ha de bajar (menos el tetamen de cierta vecina mía que se mantiene siempre firme). Es por ello que el bueno de Tony Stark tampoco se libra de esta máxima universal y por esa razón su vida siempre ha estado llena de éxitos apabullantes y de fracasos rotundos. De esta forma, si durante aquella famosa etapa conocida como la Iniciativa de los 50 Estados se mantuvo en la cresta de la ola como el puto amo y como director de SHIELD, tras la Secret Invasion acabó siendo el gran perdedor y fue desplazado totalmente por Norman Osborn (quien se alzó como el gran triunfador y como el héroe de turno que libró al planeta de la amenaza Skrull).

f

“Pa haberlo esnucao”

Toda esta parrafada viene a colación del hecho de que la saga recopilada en este cómic se encuadra en lo conocido como “Reinado oscuro”, que como recordaréis se llama así a la etapa de Marvel en la que Norman Osborn estaba encumbrado en la cima haciendo y deshaciendo a su antojo y al mando de la organización conocida como HAMMER. Cuando Stark se percata de que Osborn quiere ciertos archivos secretos de seguridad nacional con información clasificada sobre muchos antiguos enemigos de Norman (y amigos de Tony), éste se niega a colaborar a pasarle esos datos y los sabotea, motivo por el cual Osborn se cabrea ante el hecho de que alguien le toque los cojones de esa manera y lanza una orden de captura contra Stark, pasando así a convertirse en el más buscado del mundo.

Probando un nuevo modelito

Probando un nuevo modelito

Todo este argumento da pie a una historia que bien podría calificarse como “El Fugitivo” en plan superhéroes, en la que veremos al pobre Tony en una huida constante en un momento de su vida en el que únicamente puede confiar en dos personas: Maria Hill y Pepper Potts. De esta forma, el cómic se centra en las andanzas de estos tres personajes, cada uno por su cuenta, huyendo de Osborn con el fin de evitar que esa información tan valiosa caiga en manos de Norman. En su despesración, éste mandará a un montón de colaboracionistas de su régimen de terror contra Tony, por lo que a lo largo de las páginas veremos desfilar a una pléyade de personajes tales como Namor, El Encapuchado o Madame Máscara, aunque tampoco faltarán viejos amigos y conocidos de Stark tales como La Viuda Negra, el Dinamo Carmesí, Máquina de Guerra, etc…

f

Disparando a la remanguillé

De esta forma, todos estos elementos componen una historia que mantiene un buen ritmo en todo momento, con un Tony Stark constantemente huyendo y sorteando todo lo que Osborn le va echando encima, con el añadido de que (por una serie de factores que descubriréis cuando leáis el tomo), nuestro protagonista está perdiendo la memoria de forma paulatina y por tanto se está quedando sin dos de sus mayores dones: su inteligencia prodigiosa y su capacidad para escapar de todo tipo de peligros gracias a ella. Si a esto le unimos que el Extremis tampoco corre ya por sus venas y que está usando armaduras obsoletas y antiguas, no serán sus mejores bazas para evitar caer en las manos de Osborn.

Iron Man visto por un borrachuzo

Iron Man visto por un borrachuzo

En definitiva, El Invencible Iron Man 2: El más buscado del mundo es un cómic que personalmente me ha gustado por el motivo principal de estar encuadrado dentro de esa antes comentada etapa de Reinado Oscuro, la cual personalmente siempre me ha encantado por el hecho de presenciar a alguien tan manipulador como Norman Osborn alzado por fin en la cúspide (con todo el juego que conlleva algo así). Y es que eran impagables sus rabietas de órdago cada vez que algo no salía como él quería, lo cual no es de extrañar en un tío con un comportamiento tan psicótico y desequilibrado. Así que a poco fan de Iron Man que seas no deberías perderte este tomo recopilatorio si en su día no cataste este material…

Deja un comentario