FLASH GORDON

Hace un par de días comenté las compras de mi última visita al FNAC, donde me hice con la 1ª temporada de la serie La patrulla galáctica. Pues bien, el post de hoy lo voy a dedicar a otra serie que me pillé ese día (a un precio bastante asequible, pues se trata de la serie completa por poco más de 11€). Me estoy refiriendo a la serie animada de Flash Gordon, que a lo mejor muchos de vosotros os acordáis de haberla visto hace ya la tira de años cuando la ponían en televisión. La verdad es que para tener ya su tiempo, hay que reconocer que los movimientos de los personajes eran muy fluidos y bastantes reales para ser dibujos animados. Para el que no recuerde el argumento de esta fantástica serie de ciencia-ficción, os expongo a continuación un resumen del mismo:
“Tras salvar la Tierra de una fatal colisión contra un meteorito, Flash Gordon, Dale Arden y el profesor Hans Zarkov se ven obligados a hacer un aterrizaje de emergencia.
Sin saberlo, descienden sobre un extraño planeta (llamado Mongo), gobernado por el tiránico Emperador Ming “El Despiadado”. Para lograr salvar a las distintas razas de Mongo y a sí mismos de las maquinaciones del desalmado Ming y de su ejército de hombres metálicos, deberán encontrar un modo de hacer olvidar las antiguas rencillas entre los líderes de las distintas razas del planeta enemistadas con el emperador. Como, por ejemplo, Thun el Hombre-León, Vultan, el alado rey de los Hombres Halcón y Barin, el arquero Príncipe de Arboria, que tendrán que aunar sus fuerzas para derrotar a Ming. Por su parte Flash también tendrá que hacer frente a conflictos personales en los que Aura, la seductora hija de Ming, tendrá un especial protagonismo.
Se trata de una serie de la que tengo un vago recuerdo, porque tal y como he dicho al principio, la ví hace ya muchísimos años. Pero esos vestigios que me quedan en la mente son de que disfruté mucho con la serie cuando la ví en su día, por lo que no dudé en hacerme con ella, estando además a un precio tan asequible. Soy consciente de que a veces ocurre que cuando uno es más jovencito se flipa con cosas que luego, pasados unos años, las vuelve a ver y dice: “Pero cómo me podía yo flipar cuando era mas joven con esta paranoia sin pies ni cabeza”. El caso es que este puente pienso sentarme a disfrutar con las aventuras de Flash y a meterme de lleno en este género de la ciencia-ficción denominado Space opera.

Deja un comentario