Lazarus 1. Familia (Norma, 2015)

lazarus_logoEL MUNDO ya no está dividido por la política o la geografía, sino por las finanzas. El dinero es poder, y ese poder se encuentra en las manos de unas pocas FAMILIAS. Aquellos pocos que proveen servicios para una Familia gobernante tendrán sustento, ELEVADOS al rango de Siervo, con una vida cómoda garantizada para ellos y sus seres queridos. Los demás son SOBRANTES. En cada Familia hay una persona a la que se le otorga lo mejor que la tecnología y el entrenamiento pueden ofrecer. Esta persona es el escudo y la espada de la Familia, su protector, su Lazarus. El Lazarus de la Familia Carlyle se llama Forever. Aquí empieza su historia.

Lazarus es una de esas series que servidor tenía ganas de hincarle el diente desde que supe de su existencia, así que Norma editorial me lo ha puesto bastante fácil en este aspecto publicando en un cómodo tomito (‘Familia’) los cuatro primeros números de esta serie, cuya nominación a los Premios Eisner no ha pillado por sorpresa a nadie debido a la calidad de la obra en sí.

Centrándonos en la historia, aquí Greg Rucka (excelente y competente guionista donde los haya) nos adentra en un mundo postapocalíptico liderado por grandes Familias importantes (los Carlyle y los Morray), enfrentadas entre sí para ver quien se lleva la parte más grande del pastel financiero del que depende ahora el mundo.

Un pibe con chepa

Un pibe con chepa

El guionista realiza de nuevo un trabajo meritorio en estas páginas dosificando la información con mano maestra, acelerando el ritmo cuando la historia lo precisa, resultando de todo ello una lectura adictiva que se hace realmente corta, dejándonos con la miel en los labios con uno de esos cliffhangers gigantescos de aúpa.

f

“¡Ostiás qué escabechina!”

En el apartado gráfico tenemos a Michael Lark, un dibujante que ya ha acompañado a Rucka en otras series como Gotham Central o Batwoman, así que el resultado no podía ser mejor, ya que Lark entiende a la perfección este futuro distópico de su compañero guionista, alcanzando para la ocasión viñetas de gran belleza plástica.

f

Disparando a las tetas

En definitiva: este primer arco argumental de Lazarus se postula por méritos propios como una lectura que hay que leer sí o sí, y que cuenta además con una protagonista femenina de armas tomar que aparte de ser el escudo de su familia, tendrá que lidiar con ciertos aspectos de su pasado que irá descubriendo poco a poco. Muy recomendable.

Por Francisco José Arcos Serrano

Deja un comentario