LOS PERDEDORES (LOSERS)

Desde hace ya varios días quiero dedicar un post a este comic, por la principal razón de que han hecho una adaptación cinematográfica del mismo que en breve llegará a la gran pantalla. La razón por la que escribo este post es principalmente para que si alguno váis a verla a las salas de cine (y os acaba gustando), tengáis presente que está adaptada de un comic y que el mismo argumento que os pueda gustar en la peli proviene de un medio a la que mucha gente le gusta tachar despectivamente como de “infantil”, debido a su gran desconocimiento sobre el mundo del comic y la magnitud de géneros que podemos encontrar dentro de él (no me cansaré de incidir en lo curioso del hecho de que si ofreces el mismo argumento en formato cine y en formato comic, mucha gente es reticente a darlo una oportunidad en este último medio debido al prejuicio de poder ser tildado como “infantil”, cosa que ni entiendo ni nunca acabaré de entender). Pero centrándome ya en el post del que hablo hoy, tengo que decir primeramente que yo conocí a estos personajes gracias a los saldos de Norma editorial.
En una de las tiendas del centro a las que suelo acudir (Crisis comics) tenían hace ya un tiempo una oferta de tres tomos de estos saldos de Norma por la rídicula cantidad de 6€, así que me hice con este de The Losers y con un par más de la serie titulada Blanco humano. Lo que vamos a encontrar en esta historia son principalmente tipos duros bastante chuletes, tecnología a la última, persecuciones, muertes, traiciones y una historia muy cinematográfica, bien contada y mejor ilustrada (razones por las cuales se ha acabado adaptando al cine).
La premisa inicial de la serie gira en torno a la traición y la venganza, pues los protagonistas son un grupo de agentes de la CIA que buscan vengarse contra la agencia que les persigue para matarlos. Su objetivo es conseguir pruebas incriminatorias de las actividades ilegales que realiza la compañía para así ser borrados de la lista negra y lograr poder volver a vivir sus vidas normales. Bajo esta premisa se esconde un comic lleno de intriga, aventura y mucha, acción. Es un comic tan dinámico que parece que se escapa de las viñetas que lo comprimen y que demandaba con urgencia su adaptación a la gran pantalla.