Nos está gustando Z-Nation

nation_logo

Estaba yo este viernes aquí en casa más aburrido que Ricky Martin en la mansión Playboy cuando de repente me llamó el otro creador de este birri-blog y me dijo: “¡Oye chato, vente para casa y frikeamos como si no hubiera mañana!”. Como ya sabéis, nuestras sesiones de frikismo se suelen componer de puto vicio al Fifa de los cojones y visionado de pelis chungas de esas que te dejan casi catatónico. Pues bien, este vez cambiamos de tercio, decidimos ver algún episodio de alguna serie chunga y pensamos que era un buen momento para jugárnosla con Z-Nation, ese nueva serie de zombies de la que todo el mundo habla…

f

Niño un poco chungo

De momento solamente hemos tenido el placer de ver el primer episodio, pero le queda a uno la sensación de que en esta serie se va a dar más primacía a los zombies que en The Walking Dead. Y es que en la serie protagonizada por el gran Rick Grimes el argumento gira casi siempre en torno a las interacciones entre los personajes con otros supervivientes, con la intención de demostrar que cuando no hay leyes ni sociedad y lo único que cuenta es la supervivencia no te puedes fiar ni de tu sombra. Vamos, que para reflejar todo lo que en ella acontece hubiera dado lo mismo que pusieran zombies, vampiros, extraterrestres o cualquier otra amenaza chunga de ese estilo. En cambio, en Z-Nation, con haber visto solamente el primer episodio, no hace falta ser el puto Sherlock Holmes para ser sabedor de que aquí los muertos vivientes van a ser la principal amenaza en cada episodio y van a tener un papel mucho más importante a lo largo de cada uno de ellos.

fd

Sale el negraco de Perdidos con una cicatriz chunga

En cuanto a su argumento no os esperéis nada del otro mundo, pues básicamente gira en torno a la idea de que hay un superviviente que parece inmune a las moderduras de zombies gracias a una vacuna experimental que le han suministrado y han de conseguir llevarle hasta California para desarrollar una cura (vamos, una especie de The Last of Us, solo que aquí en vez de a Ellie tendremos a un puto barbas gilipollas). Eso sí, se nota que el presupuesto no es tan amplio como en The Walking Dead, y aunque los efectos y maquillajes no son malos del todo se nota que están un poco por detrás con respecto a la serie basada en el cómic de Robert Kirkman. Sirva este post para decir que a mí personalmente el primer episodio no me ha decepcionado (a pesar de las malas críticas que había escuchado sobre él) y me gustaría aprovechar la ocasión que se me brinda para espolearos a su visionado a poco fan de los zombies que seáis, porque sin ser nada del otro mundo se deja ver y entretiene (que es más de lo que se puede decir de otras putas series con mucha más fama y nombre). Pues ale, ahí queda eso…

Deja un comentario