OSMOS

Carátula de OsmosAprovechando el Humble Bundle #2 de este año, he podido hacerme con una serie de juegos indie que seguro que harán que este fin de fiestas esté pegadito al monitor de mi PC. Si no conoces qué es Humble Bundle te diré que es una iniciativa en la cual se ofertan juegos indie (y no por ello faltos de calidad) al precio que cada uno quiera pagar. Cuando realizas el aporte, decides qué porcentaje de lo que has dado va a los programadores del juego, a los que realizan la iniciativa, y a proyectos ONGs. Yo aporté mis 10$ para hacerme con un pack bastante sugerente: Braid, Cortex Command, Machinarium, Osmos y The Revenge of the Titans, teniendo en cuenta que Braid ya lo tengo en el MS LIVE y Machinarium lo compré hace unos meses en la web de la propia desarrolladora. No os extrañe que vayan saliendo mini análisis de todos estos juegos en mis próximos post, comenzando hoy con Osmos.

En Osmos controlas una pequeña célula o burbuja y tu objetivo es sobrevivir dentro de un caldo de cultivo junto a otras células de todo tipo. Dentro de este caldo de cultivo podremos absorber a otras células de menor tamaño para crecer en tamaño, y deberemos evitar las más grandes para no ser absorbido por ellas. Todo ello acompañado de una banda sonora que hará las delicias de todos aquellos a los que les guste la música estilo Ambient.

El juego en un principio parece simple, pero no lo es. El movimiento de nuestra burbuja se basa en empujarla con pulsaciones del botón izquierdo del ratón, tal como si el puntero soplase la burbuja para hacer que esta acelerase. Contra más pulsaciones, más velocidad cogerá la burbuja, por lo que llegará un momento en el que tendremos que ser unos expertos en hacerla frenar, girar y acelerar para no ser devorados por las células más grandes que nosotros. Para putearnos un poco más, con cada pulsación que hagamos, nuestra burbuja se desprenderá de un trozo de sí misma (con la consiguiente reducción de nuestra burbujita), que al chocar contra otras células, hará que éstas engorden, y encima reciban algo de aceleración, por lo que llegará un momento en el que el caldo de cultivo habrá varias células grandotas moviéndose, con ganas de zamparnos. Tendremos células tontas, que no tienen movimiento, a no ser que nosotros se lo demos, y otras que serán más inteligentes y huirán de nosotros. Todo esto, sumado a que cada uno de los niveles es un puzzle en sí mismo, hará que repitamos los niveles una y otra vez hasta que consigamos ser la célula más grande del pastel.

Qué mejor forma de explicar esto que con un pequeño vídeo:


Dicho todo este rollaco, comentaré que el juego está bien para pasar un rato, ya que no pretende más. No busquéis gráficos de la leche (aunque a mi me mola cómo están hechas las celulitas), ni acción a raudales. Lo que aquí encontraréis será un juego para matar algunos minutos libres que nos sobren mientras nos relajamos escuchando las melodías que nos ofrece el juego. Y cuando estemos cansados de tanta relajación, ¡pues volvemos al Call Of Duty o al Left 4 Dead para reventar cabezas y arreglado!

La KiKonota: 6.

5 comentarios

  1. cj dice:

    Muy chula la nueva web!

    1. KiKo dice:

      Muchas gracias CJ!

      La verdad es que nos estamos esforzando para hacer un buen blog. A ver si la cosa empieza a despertar 🙂

  2. SrGrifter dice:

    Muchas gracias, hermoso.
    Es que el bueno de Kiko le esta poniendo una ilusión que no veía desde que jugamos la final del Mundial.

  3. SrGrifter dice:

    Ja ja, te han votao un “Me la sopla”.
    Si es que el mundo no está preparao para un juego con glóbulos blanco o lo que sea eso

    1. KiKo dice:

      El mundo indie es un incomprendido…

Deja un comentario