TELLOS

De vez en cuando me gusta tirar de comicteca y leer alguna de las cosillas que tengo por ahí guardadas durmiendo el sueño de los justos. Así que ayer estuve revolviendo en uno de mis flamantes armaritos buscando alguna buena historia que releer, y elegí nada más y nada menos que Tellos. Fue una miniserie publicada en nuestro país a principios de la década por la editorial Dolmen, en dos bonitos tomos la mar de chulos. Como lo leí hace ya tanto tiempo y tenía sólo un vago recuerdo de este cómic, ayer aproveché para releerlo, y por ello le dedico hoy este humilde post. ¿Y qué os puedo decir yo sobre este cómic?. Pues empezaré diciendo que según abre uno el tomo, lo primero que entra por los ojos es el magnífico dibujo del tristemente desaparecido Mike Wieringo, que nos dejó hace ya tres años por un ataque al corazón cuando sólo tenía 44 años (no me cansaré de ensalzar su estilo tan limpio y claro que es una auténtica delicia visual). En lo referente a la historia, hay que decir que Tellos es un mundo fascinante y mágico formado por muchas tierras y habitado por multitud de criaturas fantásticas y razas diferentes.
Los personajes protagonistas de la historia son Jarek, un chico de 13 años de pasado misterioso y su compañero y amigo, un hombre-tigre llamado Koj.
La vida de ambos cambia cuando, debido a una serie de hechos fortuitos, Jarek parece encajar en el papel de “salvador de Tellos”, por lo que se verá obligado a tener que desempeñar ese papel de elegido según una antigua profecía. De esta forma, acompañaremos a Jarek y a sus amigos en este fantástico viaje por el mundo de Tellos, y seremos partícipes de cómo tendrán que encarar todo tipo de peligros, al ser perseguidos y acosados por las fuerzas oscuras de Malesur, empeñado en que este grupo de héroes no lleven a buen puerto su misión.
En definitiva, una agradable lectura de fantasía heroica con referencias confesas y reconocidas por los autores a libros como El señor de los anillos, El mago de Oz, Alicia en el país de las maravillas, La isla del tesoro y Las 1001 noches. La recomiendo para todo el que disfrute con historias de este género, porque sin aportar nada nuevo, deja un buen sabor de boca cuando uno llega a la última página.

Deja un comentario