THE PACIFIC

Una vez más he de recordar a mi aclamado público del blog (que algún gato que otro habrá por ahí) mi confesada devoción hacia el cine bélico basado en la 2ª guerra mundial, pues me parece unos de los períodos más apasionantes de la historia. Aparte de las ciento y picos pelis bélicas que tengo en dvd, me pillé hace ya tiempo la mítica serie titulada Hermanos de sangre, que aprovecho para recomendarla a cualquier alma de cántaro que aún no la haya disfrutado. Hay que decir que esa serie de 10 episodios estaba producida por el tándem Steven Spielberg/Tom Hanks, que tras el éxito de Salvar al soldado Ryan decidieron que aún tenían mucho que contar en lo que a ese género se refiere. De esta forma, ahora nos sorprenden con esta nueva serie de también 10 episodios que lleva por título The Pacific, cuyo primer episodio se pudo ver hace unos días en Canal +. Lo primero que hay que comentar es que visualmente esta serie mantiene la estética de la película antes comentada, con poco croma y muchos primeros planos.
El argumento gira en torno a la historia de tres marines que se alistan en el ejército (la despedida de sus familias y amigos, con mayor o menor efusividad) y que van de cabeza a Guadalcanal, en el Pacífico, a luchar contra los japoneses. La serie no se anda con rodeos ni menudencias y a la media hora ya están desembarcando en la playa y metiéndose en una jungla inhóspita y peligrosa. Basada en el libro que escribió uno de estos marines, vamos viendo a través de sus ojos lo que es en realidad combatir, jugarte la vida y creerte a pies juntillas que estás luchando por salvar a tu país del peligro amarillo. “Olvidaros de Europa”, se oye decir al capitán. “Ya lucharemos contra los nazis cuando nos lo pidan”.
Comentar también que The Pacific, con un presupuesto de 175 millones de euros, se convirte en la serie más cara de la historia, por delante de Perdidos. En esta jungla no hay humos negros pero sí muchas escenas de acción, con explosiones, aviones, barcos y docenas de extras, tanto yanquis como japoneses, que hará las delicias de todo aquel al que le guste mínimamente el género bélico.

Deja un comentario