Twilight Imperium

En este mundo hay juegos de mesa para todos los gustos y edades.  Después de escribir sobre el Dados Zombi, el Cthulhu Dados o el Angry Birds: Knock on Wood (donde con sólo una imagen te dabas cuenta cómo funcionaba, incluso se puede decir que aprendías las reglas por contacto visual con la caja), me di cuenta de que mi siguiente juego de mesa a comentar debía ser el punto opuesto.

Tomar esta decisión tenía un problema añadido. Un juego de esas características hace recular al más chulo del pueblo y sólo los más frikis se atreven con un Monster Game. ¿Que qué  es un Monster Game?. Pues un juego que acojona cuando lo ves y que devora el tiempo con sólo ordenar las cosas para comenzar una partida.

No ha sido tarea difícil, abrir una puerta del armario y ver la caja más grande que tenía. Sin duda, Twilight Imperium no es un juego, es “EL” juego de estrategia ci-fi. Mirado desde la distancia, puedo decir que sus reglas no son muy complicadas, pero las diferentes acciones a tomar o estrategias a llevar a término son enormes. Este juego es la niña mimada de Fantasy Flight Games que nos ha dejado esta joya después de muchos años de trabajo.

Basándonos en los hexágonos podemos crear mapas enormes

Twilight Imperium no es un juego para mayorías, pero tampoco es para minorías. Twilight Imperium es para unos pocos elegidos que tienen la fuerza de voluntad y tiempo para montar una partida de esas con desayuno, comida y cena.

Hoy me toca ser Hacan

La evolución del juego nos ha dejado la tercera edición desde hace años. No ha sido traducida de forma oficial y eso quiere decir que o sabes inglés o te bajas la traducción de todo lo que hay en la caja desde alguna web (Recomiendo la traducción de Demiurg0 para el Clan DLAN).

Lo primero que nos encontramos cuando hemos montado el tablero, hemos dispuesto las cartas, elegido entre las 10 razas y preparado la flota, es que tenemos que gestionar un montón de datos que nos van llegando.

Partida sencilla a 3

Una parte muy importante de estos datos se gestiona con la hoja de raza, las cuales sirven para administrar nuestra flota, entre otras cosas, y nos permite distribuir los “Command Counter” entre la cuota estratégica, la cuota de suministros o la cuota de mando.

Hoja de raza de los Emiratos de Hacan

Si la hoja de raza es algo importante, las cartas estratégicas son la piedra angular del juego. Para comenzar determinan el orden del juego y para seguir te dan la Habilidad Primaria para ese turno y los demás Jugadores pueden ejecutar la Habilidad Secundaria de la carta si tienen suficientes Command Counter en la cuota de mando.

Cartas estrategicas

Los Command Counter los sitúas en tu Hoja de Raza, y dependiendo de su localización, pueden darte diferentes beneficios. En la Cuota de Suministros de Flota permite tener más naves en cada zona, en la Cuota de mando permite realizar más acciones y en la Cuota estratégica te permite realizar habilidades secundarias descritas en las Cartas Estratégicas de otros jugadores.

Partida a 8… ¡Menudo Locurooooón!

Twilight Imperium puede ser un juego de batallas, pero también de política y comercio en un futuro imaginario. No es necesario entrar en batalla para ganar, pues puedes utilizar tus armas políticas y económicas para desgastar al enemigo y hacerte con el planeta central. Subir en tu árbol tecnológico para alcanzar ventaja sobre tus seguidores.

Conseguir el planeta central “Mecatol Rex” es el objetivo primario

Jugar a 4-5 razas es lo ideal, pero si no tenemos suficiente con lo que hay en el juego original, podemos añadir dos expansiones para acabar de rematar. “Twilight Imperium: Shattered Empire Expansion”, con 4 razas nuevas y dos nuevos colores de flota para añadir hasta 8 jugadores (menuda locura) y “Twilight Imperium: Shards of the Throne Expansion”, con dos razas nuevas y 40 nuevas unidades para añadir a las 8 flotas que tenemos.

El juego sale por unos 85 euros, pero es un precio justo si tenemos en cuenta todo lo que podemos encontrar dentro.

Deja un comentario