UN CIUDADANO EJEMPLAR

Hace siete días hice mi sesión peliculera semanal de los sábados, y elegí para ver esta peli titulada Un ciudadano ejemplar. La verdad es que me senté a verla sin esperarme mucho de ella, y tengo que reconocer que a mí me sorprendió gratamente. Además antes de verla estuve echando un vistazo a críticas sobre la peli, y no muchas de ellas la ponían como una buena peli. Sin embargo, tal y como he dicho antes a mí me ha gustado, y por ese motivo la dedico este post para recomendar su visionado. A modo de resumen, la peli viene a ser una especie de mirada crítica al sistema judicial contemporáneo a través de un caso concreto: el de un hombre desesperado que decide tomarse la justicia por su mano ante la ineficacia de los tribunales para condenar el asesinato de su familia. De esta forma, la peli nos pone en el pellejo de Clyde Shelton, quien asiste impotente al asesinato de su esposa e hija. Los criminales son detenidos, pero el fiscal Rice le propone un pacto a uno de los implicados para que declare en contra de su compañero a cambio de rebajar su pena.
Como el principal artífice del crimen queda practicamente impune, la peli aprovecha la premisa de la “frustración institucional” del protagonista ante una justicia que apenas castiga a los culpables. Y precisamente debido a esta frustración por la impotencia del sistema judicial ante ciertos crímenes, el bueno de Clyde Shelton se plantea llevar a cabo una ardua tarea para demostrar que el sistema no funciona (una tarea que planteará en el espectador cierto dilema de ambigüedad moral en algunos momentos).
Esa ambigüedad comentada queda patente en los primeros instantes de la venganza del protagonista, cuando vemos cómo los culpables del crimen “pagan” por el delito cometido (de alguna forma se plantea en el espectador la duda de si realmente es algo que se merecían por la atrocidad del asesinato que cometieron). Sin embargo, a medida que avanza la peli vemos como esa tarea del protagonista se le empieza a ir de las manos, lo cual a mí personalmente me hizo cambiar mi opinión radicalmente sobre el pobre Clyde, que no deja de ser un pobre loco trastornado por la muerte de su mujer e hija. En cualquier caso es una peli que a mí personalmente me ha resultado bastante decente y cuyo visionado recomiendo para todo aquel que opine también que la justicia deja a veces mucho que desear.

Deja un comentario