BARRACUDA

Desde que leí recientemente el tomo #9 de Punisher publicado dentro de la línea MAX de marvel (ya sabéis, esa línea no apta para un público tiquismiquis) estaba deseando dedicar un post a uno de los personajes más bestiales que me he podido echar en cara en mis últimas lecturas (el bueno de Barracuda). ¿Y quién es este Barracuda?…; pues se trata de un auténtico cabronazo, frío como el acero que viene a ser algo así como “un infierno con patas”. Tuve el gusto de “conocerle” en el tomo #6 (creo recordar) en el que era presentado como la nueva némesis de nuestro querido Frank Castle, en una historia llena de corrupciones, chanchullos, zorras manipuladoras y todo ello aderezado por un festín final de tiburones hambrientos. Hasta ese momento yo siempre había pensado que desde el personaje de “el ruso”, era imposible enfrentar a Punisher con otra auténtica bestia de la naturaleza que se las hiciera pasar canutas (el caso es que tras ver a Barracuda uno llega a pensar que el enfrentamiento que tuvo Frank contra “el ruso” fue una pelea de colegialas de esas con coletas).
El primer cara a cara entre Punisher y Barracuda en ese tomo #6 antes mencionado, ya fue bestial y se saldó con una efímera victoria de Frank, y un Barracuda con cuatro dedos y un ojo menos (que fue abandonado a su suerte como pasto de los tiburones). Pero cuando uno es un sombrío justiciero con un estricto código moral en una ciudad oscura y violenta, es natural esperar que tu archienemigo sea un desquiciado avatar del caos con una extraña capacidad para sobrevivir a todo lo que le eches, y que volverá a por tí más sediento de venganza. Así que esto es lo que nos encontraremos en el tomo #9, un nuevo enfrentamiento entre dos auténticas máquinas de matar, y donde Barracuda tratará de joder al bueno de Frank amenazando la vida de la única persona cuya vida puede importarle a estas alturas (sólo un cabronazo como Barracuda sería capaz de amenazar de esa forma por el simple gusto de ver sufrir a su peor enemigo). Así que a lo largo de todo este tomo nos encontraremos un rifi rafe de hostias, tiros y huesos rotos en un enfrentamiento épico que te hace pasar cada página con ganas de más, para ver de lo que son capaces estos tíos a la hora de hacer el bestia. En definitiva, un tomo que recomiendo a todos los seguidores de las andanzas de Punisher, donde vemos al “enfant terrible” de los guionistas (Garth Ennis) en estado puro demostrando que cuando se trata de plasmar burradas en un comic no le gana nadie. Y sobre todo, un tomo recomendado para demostrar que se puede ser más grande y fuerte que Punisher, pero cuando se trata de putear y de reventar a hostias a alguien no hay nadie que lo haga igual de bien que Frank.

Deja un comentario