Universo Marvel: Un mes de vida

mes_logoCreo que ya he comentado en alguna ocasión que hace ya bastante tiempo que dejé de comprar grapa debido a esa forma ratonera que tiene la muchachada de Panini a la hora de publicar en ese formato, pues por el mero hecho de sostener un cómic unos minutos entre tus suaves y aterciopeladas manos se queda casi como el acordeón de María Jesús tras tocar su temazo de “Pajaritos a Bailar” a dos mil revoluciones, después de meterse un tripi tras una noche loca.

Es por ello que desde hace ya varios años me pasé al formato tomo y suelo ser bastante devoto de lo que publica esa antes comentada editorial dentro de su línea Marvel Deluxe o 100% Marvel. Y el cómic que me gustaría reseñar hoy está encuadrado dentro de esta última línea mencionada, que como sabéis suelen ser tomos autoconclusivos o que recopilan algún arco argumental o saga completa de alguna colección. Y francamente he de reconocer que este tomo me llamó la atención cuando lo eché un vistazo allí en la tienda, pues sin tener ni zorra idea sobre él me la jugué y lo incluí entre mis compras del pasado mes…

No sé si alguna vez habéis escuchado aquello de que las peores palabras que puedes esperar de tu chica o de tu médico son “tenemos que hablar”, porque cuando oyes eso seguro que tu novia te va a mandar por culo y te va a dejar para irse con un gilipollas. Pero es peor cuando esas palabras vienen de tu médico, porque te puede decir algo tan chungo como por ejemplo que te queda un mes de vida. ¿Y qué haríais vosotros en una situación así?. ¿Dejaríais vuestro curro?. ¿Mandaríais a tomar por culo a vuestro puto jefe?. ¿Haríais cosas que nunca habíais realizado antes y siempre hubiérais querido hacer?.  Lo cierto es que seguramente trataríais de aprovechar al máximo el tiempo que os quedase, mientras en vuestras cabezas resuena la incertidumbre de cómo será cuando llegue el tan poco deseado momento. ¿Habrá algo más o solamente oscuridad absoluta y olvido?.

f

Pibe con la corbata tiesa

Pues bien, toda esta situación adaptada al Universo Marvel es la que tendremos en este cómic, en donde veremos cómo una persona normal, con un trabajo normal, que vive con su mujer y su sobrina, un buen día (y por azares de la vida) descubrirá que tras un trágico giro del destino obtendrá unos superpoderes que le llevarán a la tumba al cabo de treinta días y gracias a los cuales puede manipular la materia a su antojo.

f

La Cosa y una criaja con cara de niña repelente

Así que es normal que en una situación como esta uno no se quiera quedar tumbado en la cama esperando a que te llegue la hora, sino que te gustaría aprovechar esos poderes y hacer algo bueno con ellos para ser recordado por lo que fuiste y por lo que hiciste. Además, todo este argumento sirve de marco para que veamos desfilar a lo largo de esta emotiva historia a un buen puñado de viejos conocidos tales como Spidey (que hará de maestro de nuestro protagonista a la hora de usar sus poderes para algo bueno y para buscarse una identidad secreta), los 4F (que necesitarán de las habilidades de este pobre hombre para salvar al mundo una vez más), Lobezno, Ka-Zar, Los Vengadores e incluso malotes como Cabeza de Martillo o el Hombre Negativo.

Consecuencias de ver mucho Superman

Pibe en plan pecho palomo

Todos estos elementos componen un cómic que nos deja la moraleja de que no hay que desperdiciar la vida haciendo un montón de planes a largo plazo o dejar  las cosas que uno querría hacer para más adelante bajo la idea de que vamos a tener todo el tiempo del mundo (pues por si no lo sabéis Dios se ríe de los que hacen planes). Y es que, amigos míos, todo lo que tenemos es el presente y hay que aprovecharlo como si cada día fuera el último, para que cuando no estemos aquí seamos recordados por nuestros seres queridos por las cosas buenas que hemos hecho.

g

“‘¡Hey, atrácame a mí también!”

En definitiva, Universo Marvel: Un mes de vida es un cómic con una emotiva historia de esas que tras llegar a su final seguro que a más de uno se le caerá una lagrimita. Yo he de reconocer que me lo compré sin esperarme gran cosa de él y ciertamente sin ser nada del otro mundo me ha resultado una agradable lectura de esas que tras llegar a su última página te hacen reflexionar sobre lo que acabas de leer. Así que no seas racanillo, que por 12€ es un tomo de esos que  no dejan mal sabor de boca…

Deja un comentario