VENGADORES: ZONA ROJA

Tras mucho pensar sobre el post del que iba a hablar hoy, me he decidido finalmente por comentar una saga de los vengatas titulada Zona Roja. Tal saga la leí hace ya un tiempo, cuando fue publicada en nuestro país, y forma parte de la etapa del guionista Geoff Johns en este título (hay que decir que dejó un muy buen sabor de boca con las historias que escribió cuando estuvo a cargo de los guiones del grupo más mítico de la Marvel). Todo comienza cuando una extraña nube tóxica comienza a expandirse, teniendo como foco de inicio el monte Rushmore. Como es de suponer, la gente cae presa del pánico, sobre todo ante el hecho de que las autoridades no saben qué hacer cuando comprueban que esa nube tóxica actúa como una especie de virus carnívoro que mata incluso con su simple contacto. Varios Vengadores llegan al lugar, pero debido a su nuevo estatus concedido por las Naciones Unidas, el Gobierno Norteamericano les trata como visitantes indeseables. Aunque les prohíben entrar en la Zona Roja, el Capi desobedece las órdenes del ejército y dirige a un pequeño grupo de Vengadores a su interior, decidido a localizar la fuente de la plaga.
Y es que realmente se trata de una saga impregnada en todo momento de un aire de suspense e intriga, donde todo parece ir a peor cada vez más y sobre todo donde nada parece tener una solución rápida. Seremos partícipes de cómo los Vengadores no tienen ni idea de a lo que se enfrentan (sólo saben que es una amenaza que deja a su paso una increíble cantidad de muertos), y sobre todo presenciaremos hechos como la extraña transformación que sufrirá la mismísima Hulka, y también veremos que la rivalidad entre Stark y Pantera Negra alcanza sus cotas más altas. Pero sin duda alguna, lo más inquietante de la historia es la reacción del Capi cuando finalmente descubren el origen de esa nube tóxica que arrasa con todo a su paso.
En definitiva, una saga que recomiendo a todos los fans de los Vengadores, pues a lo largo de cada número la historia se va haciendo más y más interesante. Si tuviera que destacar una escena de esa saga me quedo con el momento en el que un helicóptero que está evacuando gente emprende su vuelo dejando aún en tierra a gente que está esperando ser salvada. De pronto la Visión irrumpe en el helicóptero llevando a un niño en brazos y solicitando que sea llevado en ese helicóptero. Un par de soldados le increpan diciéndole que el vehículo de transporte ya va repleto y no puede llevar más peso. Ante esas palabras, la Visión lo que hará será despojar a los soldados de sus armas y arrojarlas fuera del helicóptero diciéndoles la siguiente frase: “El peso de vuestras armas es más o menos equivalente al de este niño. Ellas son reemplazables. Él no!” (una escena genial que recomiendo ser leída en el contexto agobiante de la historia).

Deja un comentario