XIII: LA CONSPIRACIÓN

¡Toma, toma, flipa, flipa!. Tengo que decir que me he levantado muy contento porque en el día de hoy Antena3 estrena, dentro de El Peliculón, el largometraje titulado “XIII: La conspiración”, protagonizada por Val Kilmer y Stephen Dorff. Hay que comentar que está basada en una saga de comics de origen belga creada por Jean Van Hamme y William Vance (se compone de 19 álbumes en total). Ya comenté en uno de mis posts que desde hace algún tiempo me he aficionado bastante al comic europeo, por lo que como no he leído esta saga de comics tengo mucho interés en ver la película. El argumento, está inspirado en la novela The Bourne Identity de Robert Ludlum y gira en torno a un hombre amnésico que busca pistas que puedan servirle para descubrir la verdad sobre su identidad y su pasado, mientras trata de destapar una serie de conspiraciones políticas en las que supuestamente está involucrado.
Todo empieza cuando un anciano pescador encuentra el cuerpo inconsciente de un hombre en los acantilados de un pueblo de la costa este americana.  A pesar de que el hombre tiene una herida de bala en la cabeza logra milagrosamente salvar la vida, aunque a consecuencia del disparo sufre una amnesia total y no recuerda nada de su vida ni de su pasado. Las únicas pistas que tiene para empezar a buscar respuestas son un tatuaje en la clavícula izquierda con el número romano XIII (número que tomará como su máxima referencia de identidad) y unas habilidades de lucha propias de un profesional que desconocía tener hasta el momento de usarlas. Es ahí donde empieza una búsqueda que parece no tener fin y que se complica con la aparición de nuevas tramas en las que nuestro protagonista parece estar involucrado: desde una conspiración para imponer un nuevo régimen en los EE.UU. hasta un movimiento revolucionario en un pequeño país centroamericano.
En definitiva, una película muy recomendada para los amantes de la acción e intriga, pues XIII tiene todos esos ingredientes: un asesinato de gran repercusión, servicio secreto, agentes especiales, microchips, militares, y lo mejor, una gran conspiración para acabar con el gobierno norteamericano desde dentro (todo ello aderezado con un estilo bastante fiel al comic en el que está basado). No sé vosotros, pero yo no pienso perdérmela.

Deja un comentario