YA SE ACERCA

——-Pincha el botón play para leer este post
Pues sí buenos mozos…, ya sólo quedan unos días para que se estrene la nueva película del agente secreto con mas clase y estilo de la historia del cine. Esta nueva entrega lleva por título “Quantum of solace” (que los seguidores de Gomaespuminglis pueden traducir por “Cuánto de sol hace”). La verdad es que estas pelis de 007 son un gran evento para mi colega Emilio y para mí, ya que inauguraron una tradición que se remonta a hace ya muchos años. Todo comenzó allá por los años 90 cuando estrenaron la primera peli de James Bond protagonizada por Pierce Brosnan (la peli de Goldeneye). Recuerdo que fuimos a verla al pase de las 18:00h el día de Nochebuena ya que era la única sesión que había ese día tan navideño…;
el caso es que con este visionado inauguramos la tradición de ir a ver las pelis de 007 el día de Nochebuena (hasta que empezaron a estrenarlas en meses distintos a diciembre y tuvimos que cambiar la tradición de verla el día de Nochebuena al día del estreno). Incluso la tradición fue contando con algún que otro guest starring que se nos unía al visionado…; así por ejemplo recuerdo que un año contamos con la presencia de mi homónimo homologado…, y en la última peli (la de Casino Royale) contamos con la aparición estelar de varios personajes de farándula que se nos acoplaron.
Y es que con cada una de estas pelis van surgiendo nuevas tradiciones, como por ejemplo la que surgió con la anterior peli (la mencionada Casino Royale) de verlas a patir de ahora en la sala VIP del Plenilunio. Así que habrá que irse preparando para ir pillando las entradas para el día del estreno en esa sala donde se ve la peli como si fueras el puto amo del cotarro. Espero que cada año sigan surgiendo nuevas tradiciones, como la que propuse a Emilio hace poco de ir a ver estas pelis con smoking y alquilar un Aston Martin para ir hasta el cine (ya veremos si cuaja). De momento lo que sí ha surgido este año ha sido la tradición de conseguir el poster de la peli para dárselo a este muchacho ya que se emociona con ellos.
Aprovecho la ocasión que se me brinda para recordar el bochornoso pasaje de cuando fuimos a ver la peli de 007 titulada “Muere otro día” con ese espectáculo de desaparición a lo Harry Houdini que hizo Emilio y que aún es recordado por los más viejos del lugar (algún día contaré la historia completa).

Deja un comentario