Guardaespaldas frikis

A los muchachos de Vas Tú Listo la palabra guardaespaldas es algo que nos da miedo por el significado implícito de tener a un cacho maromazo detrás tuya todo el rato (es que somos “mu” machotes). Con esta introducción gilipollesca las niñas se estarán frotando las zarpas pensando que vamos a dedicar unas palabrejas a la peli aquella de Kevin Costner (o Kirvin Crosby, como lo llama mi señora madre). Pues el post de hoy no tiene nada que ver con ello, pues realmente de lo que trata es sobre un hecho curioso que sirve para pisparnos de que en época de crisis se agudiza el ingenio y cualquier cosa es lícita para sacarse unas perras.

Jeroglífico XI – Concurso Bodycount

Retomamos la sección que hace que os estrujéis la mola con las chuminadas y extravagancias que se le ocurren al Sr Grifter. Este hombre se hará famoso por los jeroglíficos más absurdos y rocambolescos de toda la blogosfera. Estamos emocionados porque concursar en el jeroflífico de hoy tiene miga, ya que el primero en adivinar la solución se llevará para casa una copia de Bodycount para PS3. ¿De qué?… Sí hombre, es un shooter en primera persona que premia los combos de muertes y esas cosillas. No es que sea competidor de Battlefield o Call Of Duty, pero qué coño, os lo ofrecemos gratis. ¿Qué más queréis?.

Battlefield 3 – Erección Asegurada

Battlefield 3Esta semana se está llevando a cabo en Colonia (Alemania) la anual Gamescom, la feria europea más importante de electrónica de consumo (en particular los videojuegos). Ayer tuvo lugar la conferencia de EA donde se mostró más contenido de los juegos que están por llegar de esta distribuidora. Como sabéis, en Vas Tú Listo somos acérrimos fans de la saga Battlefield después de maravillarnos con Battlefield Bad Company 2 (lo cierto es que siempre habíamos sido de Call Of Duty, pero este jodido juego nos hizo cambiar de idea).

Lo que viene a continuación hace que mis canillas tiemblen de gustirrinín, como cuando te quedas super agusto después de echar un buen… esto… viciaco a la consola.

Hasta el rabo de los camperos


El diccionario de la real academia española define al campero como toda aquella persona un poco tocapelotas que jugando en modo multijugador a cualquier shooter se oculta en el lugar o recoveco más recóndito del escenario de la partida esperando a que los jugadores enemigos pasen por delante de él y así abatirlos a traición y a mala leche. Hace unos días el nunca bien ponderado Kiko y un servidor hemos retomado el vicio al multijugador del Battlefield Bad Company 2, y hemos vuelto a sufrir este mal que aqueja a la humanidad. Y es que en esta vida hay muchas cosas que personalmente me tocan los cojones, como bien puede ser un balonazo en la entrepierna, la comida japonesa o que me cierre el paso una Maruja de esas que andan ocupando toda la acera y a las que dan ganas de pegarlas un empujón diciendo: ¡Aparta, joder!”. Pero pocas cosas hacen que me hierva el esqueleto con un no se qué y un qué sé yo, como el hecho de que un campero me deje seco de un disparo a traición.

Medal of honor

Ya he comentado en anteriores ocasiones que desde que descubrí las tiendas de importanción siempre hago mis compras vía internet en las famosas páginas de U.K. Sin embargo, hay ciertos juegos cuya versión inglesa no viene traducida a nuestro idioma (ni las voces ni los subtítulos), por lo que con estos hay que rascarse bien el bolsillo y comprarlos por estos lares. Y esto es precisamente lo que me ha ocurrido con esta nueva entrega de Medal of Honor, un juego al que desde hace ya un tiempo le tenía echado el ojo, y como hace unos días lo vi a un precio asequible en el Fnac me hice con él.

Me imagino que casi todos habréis jugado alguna vez a alguna de las entregas anteriores de esta saga de EA Games, que como sabéis casi siempre han estado enfocadas dentro del ámbito de la cruda 2ª Guerra Mundial. Sin embargo, desde los Modern Warfares de Call of Duty ha quedado patente que lo que está de moda hoy por hoy entre los jugones son los conflictos actuales repletos de tácticas y armamento moderno.