La historia secreta de Marvel en el cine

El otro día estábamos aquí “to” felices en la sede del blog jugando al puto Fifa y yo observaba cómo con mis famosos pufazos a nuestro redactor Kiko se le estaba poniendo una mala leche similar a la de Ze Pequeño. Y en el preciso instante en el que este muchacho se disponía ya a repartir unas cuantas hostias irrumpió uno de nuestros colaboradores a grito “pelao” como un jamelgo “desbocao” trayendo una buena nueva que nos inquietó mazo. Se trata nada más y nada menos que de una novedad de Dolmen editorial para este mes de octubre, que hará las delicias de todos aquellos frikis que sean aficionados a las pelis de Marvel…

¡Qué reguapazos han salido todos!

Del serial del Capitán América de los años cuarenta hasta Los Vengadores, la relación entre La Casa de las Ideas y Hollywood ha pasado por grandes victorias y aplastantes derrotas, capaces de hundir imperios. Y los hundieron. Siete décadas de historia con sus héroes y sus villanos, delante y detrás de las cámaras, que no tienen nada que envidiar a los de las viñetas. Iñigo de Prada desde el cómic y Sara G. Rodríguez desde el cine, establecen un exhaustivo y ameno diálogo entre ambos medios sobre la epopeya de una pequeña editorial casi familiar, que ha llegado a convertirse en un gigante absoluto del entretenimiento. Un apasionante ensayo que se lee con la intensidad de una novela. Este libro que cambiará tu forma de leer las películas y ver los cómics Marvel.

Ole ahí la portadita guapa

Así que si eres seguidor de las películas basadas en los personajes de Marvel y quieres conocer los entresijos que hay detrás de todo este mundillo no puedes dejar pasar este libraco de mas de 400 páginas al precio de 24,95€ (eso lo ahorráis en un finde que no os vayáis por ahí a hacer la ruta del bakalao, so golfantes). Pues ea, ya estáis informados (para que luego no digáis que somos unos putos rancios y que sólo hablamos de novedades comiqueras). Por cierto, tened cuidado con tirárselo a alguien a la cabeza en un momento de rabietas, porque podéis dejarle seco del hostión con semejante tochaco…

Deja un comentario