Los Campbell 1. Inferno

campbell_logo

Cualquier friki de pura cepa que escuche el apellido Campbell seguramente lo primero que le vendrá a la cabeza será Bruce “el puto amo” Campbell, ese ídolo de masas cuyo nombre nadie debería de pronunciar sin lavarse la boca antes con un enjuague que mezcle amoniaco, lejía y aguarrás, todo ello removido (no agitado) con la baticao aquella que regalaban antes en los paquetes de 5 Kilos de cola-cao. Pero no amiguitos, el Campbell al que nos referimos hoy no tiene nada que ver con el gran ídolo de la muchachada de este blog, sino con cierta novedad comiquera que nos trae la editorial Dibbuks en este mes de abril…

campbell4

Ole ahí las poses guapas

Y nos estamos refiriendo al tomo titulado Los Campbell 1. Inferno, un divertido cómic en el que la piratería es un asunto de familia. Campbell se retiró del negocio de la piratería después del asesinato hace cinco años de su mujer, y así poder cuidar a sus dos hijas en paz, lejos de los dolorosos recuerdos del pasado. Pero un pirata más bien tonto, Carapepino, está desesperado por ser favorecido por otro de los temibles piratas que cruzan el océano, el infame Inferno, y harán todo lo posible para que este retiro de Campbell no sea fácil y poder librarse de él de una vez por todas. Este se verá obligado a huir con sus hijas y a esconderse en una comunidad de leprosos. Pero el enfrentamiento parece inevitable porque los vínculos entre Campbell e Inferno son más complejos de lo que parecen.

campbell1

Ole ahí la portadita guapa

Todos estos elementos componen una entretenida historia que mezcla humor aventura y relaciones familiares, que trata de revisar el género gracias a las dos jóvenes heroínas en las que se convierten las hijas de Campbell y que acercan la dimensión humana de la historia al lector. Así que ya sabes pedazo de friki, ve ahorrando los 14€ de mierda que cuesta, date un garbeo hasta tu tienda de cómics favorita (teniendo cuidado en no pisar ninguna caca de perro), hazte con él y a pasar una tarde guay de lecturaza…

Deja un comentario