Marvel Deluxe. Asedio

asedio_logoSí bueno, para asedio el que hacemos nosotros con las chavalas cada vez que salimos por ahí a tomarnos unos copazos, pues moza a la que vemos moza a la que lanzamos nuestra táctica de acoso y derribo en plan huelebragas de aúpa. Pero gracias a dios hoy no vamos a hablaros de nuestras estrategias de ligoteo, sino sobre cierta novedad comiquera que yo llevaba tiempo esperando no sólo por el material que recopila, sino también porque me encanta el formato Marvel Deluxe (para mí, hoy por hoy, el mejor).

Personalmente tenía unas ganas locas de hacerme con este tomo por el hecho de que cuando se publicó Asedio por estos lares en grapa (allá en el año 2010) fue justamente cuando decidí renegar de ese tipo de formato cansado de la ínfima calidad del papel con el que Panini sacaba este tipo de publicaciones. Debido a ello he estado bastante desconectado del universo Marvel actual, y me he perdido sagas muy chulas tales como Miedo Encarnado, Era de Ultrón o Infinito, aunque no pierdo la esperanza de que sean publicadas pronto en formato tomo. Pues bien, gracias a este tomazo de Marvel Deluxe por fin he podido disfrutar de Asedio

Y la verdad es que ha sido una grata experiencia el volver a reengarcharme donde lo dejé en su día y poder leer la manera en la que concluyó la etapa conocida como Reinado oscuro, en la que Norman Osborn era el puto amo y hacía y deshacía a su antojo. Y ya desde los compases iniciales de este tomo vuelve a quedar patente una vez más la idea de que el bueno de Osborn está como una puta cabra, sobre todo cuando le vemos ahí hablando con su máscara de duende verde y autoconvenciéndose a sí mismo de la necesidad de llevar a cabo esa acción que da título a este tomo: Asedio.

Como una puta cabra

Como una puta cabra

“¿Pero Asedio contra qué?”, os preguntaréis muchos. Pues para todo aquel que no tenga ni guarra sobre el argumento de esta saga le remitiremos primeramente a aquel arco argumental titulado Ragnarok, el cual dio lugar a la posterior etapa del gran Straczynski  a cargo de los guiones del Dios del trueno, quien nos trajo de vuelta a Thor de sus cenizas celectiales y por sus huevos toreros decidió ubicar Asgard en la tierra, en medio de una zona despoblada de Oklahoma. Ni que decir tiene que por la cabeza de Osborn pasará la idea de que Asgard ahí no pinta nada y además supone una potencial amenaza para sus intereses, motivo por el cual urdirá un maquiavélico plan para atacarla y con el que demuestra nuevamente lo “puto tarao” que está este pobre hombre a la hora de llevar a cabo las cosas que se le meten en el coco.

g

Ares con un cepillo en la cabeza

De todo lo expuesto se deriva el pifostio que dará lugar el eje central de Asedio, que no es otro que el enfrentamiento entre Osborn (con sus Vengadorers Oscuros, los tipos superpoderosos del campamento Hammond y los muchachos del Encapuchado) contra Asgard. Todos estos elementos hacen de esta saga uno de esos cómics en los que la acción prima por encima de todo, pues ni que decir tiene que se trata de una sucesión de ostias contante entre unos y otros, sobre todo a partir del momento en el que Steve Rogers y sus Nuevos Vengadores tomar parte en el conflicto apoyando a su viejo amigo el dios del trueno.

Los Vengadores entrando a lo Arteche

Los Vengadores entrando a lo Arteche

Pero si hubiera un elemento que tuviera que destacar de este tomo sería, sin duda alguna, el enfrentamiento entre Ares y El Vigía, pues desde hace mucho tiempo se veía venir que este último tenía que explotar de un momento a otro y revelar su verdadero nivel de poder. Y por supuesto, merece la pena comentar que Asedio sirvió también en su día para limar asperezas surgidas a raíz de la Civil War entre ciertos personajes y volver otra vez al status quo anterior a esa guerra civil con esa tripleta (Thor, Iron Man y Steve Rogers) nuevamente a la cabeza de lo que se conoció como la Edad Heroica.

asedio1

Más chulazos imposible

En definitiva, querido lector, gracias a este tomo de Marvel Deluxe por fin he tenido el placer de echarme en cara la serie troncal de Asedio, tras tanto tiempo esperando a que fuera publicada en este formato. Un cómic que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que gustan de sagas repletas de personajes y en las que la acción es el eje conductor por encima de todo. Ahora ya sólo me queda frotarme las manitas a la espera de que se publique Miedo Encarnado en formato Marvel Deluxe, otra de las sagas que no leí en su día y a la que tengo unas ganitas tremendas.

Deja un comentario