Marvel Deluxe. Thor 1

Thor_logoTras tres o cuatro reseñas seguidas de tomos de esta línea editorial muchos estaréis pensando que casi que nos podríamos ir el Marvel Deluxe y yo a tomar por culo por ahí un ratito. En cambio otros pensaréis que tengo acciones en Panini y me embolso unos eurillos cada vez que alguien se pilla uno de estos tomos y puede que otros creáis que he hecho un voto a la Virgencita (si es que aún queda alguna) por el cual he prometido leer únicamente tochos de este jaez…

Pues no amiguitos, la explicación es tan sencilla como que estoy viciado con este formato, tanto que cada vez que me pillo un Marvel Deluxe me dan ganas de restregármelo por los pechotes. Y una de mis últimas adquisiciones ha sido este tomo que recopila los seis primeros números de la etapa de la dupla formada por Michael Straczynski y Olivier Coipel a cargo del Dios del Trueno. Y por si os lo estáis preguntando, os diré que sí, que ya tenía todo este material cuando fue publicado en su día en formato grapa, pero en un nuevo arrebato torerazo me ha dado por comprarlo nuevamente para tenerlo recopiladito en tomo (los de Panini están pagando la Universidad a sus hijos a mi costa)…

¿Y qué os puedo contar yo a estas alturas que no sepáis ya sobre el bueno de Thor, chavalotes?. He de reconocer que nunca ha sido uno de mis personajes favoritos (no sé, supongo que lo veo demasiado pomposo y pedante). Dentro de las páginas de los Vengadores sí le toleraba formando equipo con otros héroes, pero nunca he sido muy devoto de sus aventuras en solitario. Aunque bueno, cosillas suyas sueltas sí he leído en algún tomo de Obras Maestras de la etapa de Walter Simonson o la etapa de Dan Jurgens y John Romita Jr, pero insisto en que nunca he sido un fiel devoto de las aventuras del Asgardiano en solitario. Sin embargo, siempre he tenido al bueno de Straczynski como un guionista más o menos competente (no en vano le recordaré como quien me hizo reencontrarme de nuevo con el arácnido y quien me hizo disfrutar como un campeón con su Midninght Nation o su Supreme Power). Es por ese motivo por el cual me acerqué en su día a su etapa a cargo de los guiones del Dios del Trueno cual chulazo que se acerca a una chavala a arrimar cebolleta.

Cerrando tascas

Cerrando tascas

¿Y qué nos vamos a encontrar en este tomo?. Pues nada menos que a Thor regresando “al mundo de los vivos” (tras el famoso Ragnarok) y llevando a cabo la misión de resurgir la mítica ciudadela de Asgard en medio de un terreno perdido en pleno EEUU, porque le sale de sus divinos cojones. Si tuviera que decantarme con un número del tomo me quedo con el tercero, con ese buen rifi-rafe entre Stark y el hijo de Odín. Y aunque no están mal relatadas las cosas que Thor le echa en cara a Tony, creo que a ese enfrentamiento entre los dos podría habérsele sacado más partido. Aún así ha sido reconfortante ver cómo ese Thor con un carácter mucho más arisco y arrogante del habitual, baja los humos al jefazo y cabeza pensante de la por entonces famosa Iniciativa.

"Te meto un meco que te reviento, payaso"

“Te meto un meco que te reviento, payaso”

Tampoco están nada mal los números del tomo que se adentran en la dinámica de Thor buscando a sus viejos compañeros asgardianos, cuyos cuerpos se encuentran latentes dentro de seres mortales esperando a ser “despertados” por el dios del trueno. En cuanto el dibujo de Coipel nada que objetar. Un dibujante más que correcto con un estilo bien elegante que se adapta perfectamente a los tipos superheroicos. La verdad es que creo que desde que empecé a conocer a este dibujante en las páginas de los Vengadores durante la etapa de Geoff Johns, su estilo se ha depurado y ha mejorado muy mucho. Un gran dibujante, sí señor.

Thor de mala ostia

Thor de mala ostia

En definitiva, Marvel Deluxe. Thor 1 supone una más que entretenida lectura de una etapa del Asgardiano que sin ser nada del otro mundo agradará a los fans del personaje y a los menos devotos, sobre todo por el hecho de ver cómo se adaptó por aquel entonces el hijo de Odín al statu quo surgido tras la Civil War. Así que ya sabes, si no leíste este material en su día échalo un vistazo, aunque sea únicamente por deleitarte los ojines con el dibujazo de Olivier Coipel.

Deja un comentario