Marvel Deluxe. Las Guerras Asgardianas

vengatas_logoConociendo como os conocemos a los lectorzuelos de este humilde blog, ni que decir tiene que seguramente la inmensa mayoría de vosotros sois más de guarras asgardianas. Pero no queridos amigos, hoy no vamos a hablaros de unas mujeronazas de casi dos metros con flamantes trenzas rubias y un poquito ligeras de cascos, sino de una novedad comiquera titulada Las Guerras Asgardianas, recopilada en un bonito tomo Marvel Deluxe de esos que tanto nos embelesan.

Un cómic ambientado justamente después del pifostio aquel acontecido en Asedio, en el que recordaréis que Asgard quedó más hecha un trapo que muchos de vosotros tras un finde locuelo de pilulas, porros y alcohol. Además la historia cuenta con el incentivo de que está protagonizada por la más que archiconocida “santísima trinidad de los vengadores” (Steve, Tony y Thor), pues no creo que ningún fan del grupo conciba como digna o lícita una formación de vengatas en la que no haya al menos alguno de estos 3 repartiendo candela con el gracejo natural y el estilazo que derrochan…

Me imagino que todos los fans de estos mencionados personajes se apenaron en su día por el hecho de ver cómo unos camaradas de armas se convirtieron (por azares de la vida) en terribles enemigos. Sin embargo, tras el asedio de Asgard, Thor, Iron Man y Steve Rogers vuelven a estar unidos en el mismo bando. Pero ninguno de ellos puede todavía confiar en los otros. En esa situación, la tríada sobre la que se edifican Los Vengadores deberá embarcarse en la más impresionante de las aventuras que hayan vivido jamás, en la que Brian Michael Bendis y Alan Davis unen su inigualable talento por primera vez.

Asgard después de un fiestón muy serio

Asgard después de un fiestón muy serio

Todo el que sea seguidor de estos personajes será sabedor del hecho de que las rencillas entre Tony y Steve no vienen solamente de la Civil War, sino que se remontan a muchos años atrás con pequeños rifi-rafes que se pudieron ver en sagas como la de Korvac, Tormenta Galáctica, la Guerra de las Armaduras o con aquellos famosos zorreteos de Tony con la Avispa, que no le hacían ni puta gracia al Capi. Sin embargo, la etapa conocida como Reinado Oscuro fue el momento perfecto para que estos dos dejaran un poco de lado sus diferencias y lucharan codo con codo para defender Asgard de la sed de poder de Norman Osborn.

Mariconadas las justas

Mariconadas las justas

De esta forma, y tal y como hemos comentado antes, este tomo se ambienta justamente después de Asedio, cuando entre las ruinas de una destruida Asgard, nuestros protagonistas se verán accidentalmente transportados a los nueve reinos de la mitología nórdica, donde observarán que su equilibro ha sido alterado y que se hallan en una situación de caos total, tras la cual se encuentra la mano de la malvada Hela. Ello da pie a una historia repleta de fantasía e imaginación, debido al hecho de que en ella veremos a nuestros tres héroes desperdigados por esos nueve reinos en una situación totalmente precaria (Tony con una antigualla de armadura, Thor alejado de su martillo y el Capi improvisando un escudo para poder defenderse en este peligroso mundo de la mejor manera posible).

f

Ole ahí las poses guapas

Salta a la vista, por todo lo comentado, que se trata de un argumento de tintes un tanto Tolkienianos, en el sentido de que la historia se desarrolla en un mundo de fantasía con multitud de razas y seres extraños y donde nuestros protagonistas tendrán la misión de reunir un variopinto ejército para luchar contra una malvado tirano (en este caso, Hela) con el fin de volver a restaurar el orden y el equilibrio en un mundo sumido en el caos. Todo ello aderezado por el dibujo de Alan Davis, a quien yo definiría como el Jordi Hurtado del mundo de los cómics, por el hecho de que pasen los años que pasen este tío mantiene incólume su espectacular estilo, que es un delicia visual para los sentidos.

"¡Al Ataquerllllll!"

“¡Al Ataquerllll!”

En definitiva, Marvel Deluxe. Las Guerras Asgardianas es un cómic que sirve para  limar asperezas entre esos tres personajes y recuperar un poco su amistad maltrecha, de forma que al final de la historia se sentirán un poco más unidos al comprobar que trabajando juntos y de buen rollo son capaces de conseguir casi cualquier cosa. Además sirve como prólogo a la etapa conocida como la Edad Heroica, en la que los Vengadores vuelven a estar unidos tras ese período sombrío que fue Reinado oscuro, suponiendo algo así como un nuevo amanecer para los héroes más poderosos del planeta. Lo dicho, una decente lectura…

Deja un comentario