Sherlock Holmes: Estudio en escarlata

Poca gente sabe que antes de ser blogueros, el nunca bien ponderado Kiko y el que suscribe montamos una agencia de detectives (teníamos hasta una lupa y una pipa que echaba pompas de jabón). Lo que pasa es que tuvimos que cerrarla cuando destapamos cierto “caso de cuernos” y el marido adúltero nos prendió fuego al chiringuito. Pero sí, hemos de decir que teníamos grandes dotes detectivescas debido a siempre hemos sido fans del gran Sherlock Holmes. Así que es normal que estemos dando palmas con las orejas al enterarnos de cierta novedad comiquera que nos trae Norma editorial en este mes de noviembre…

Holmes y Watson comiéndose los huevos

Se trata nada más y nada menos que de la primera aventura del mítico detective, (Estudio en escarlata), la primera obra de Sherlock Holmes que Arthur Conan Doyle escribió y la primera en que tanto Watson como los lectores de la Gran Bretaña de finales del siglo XIX fueron testigos de las habilidades deductivas de este gran personaje. Ahora, más de un siglo más tarde, Ian Edginton e I.N.J. Culbard nos vuelven a presentar esa historia como novela gráfica. ¡Ole qué bien!…

Ole ahí la portadita guapa

Así que si aparte de tener curiosidad por saber la talla del tetamen de tu vecina también quieres saber cómo cojones Watson conoció al mejor detective del mundo y la forma en la que ambos desentrañaron los entresijos de su primer caso con un misterioso asesinato de por medio, ahorra los 16€ de mierda que vale y hazte con ella porque ya está a a la venta. Venga corre, que ya estás tardando…

Deja un comentario