Trío

trio_logoSí bueno, para trío el que a cualquier friki que nos lee le gustaría montarse con un par de cacho guarracas de esas de los pósters centrales de las revistas que tienen escondidas debajo de la cama. Y no te digo yo que en este blog no seamos unos “degeneraos” de aupa, pero el “Trío” del que vamos a hablar hoy no tiene para nada connotaciones “pornochachiles”, sino que se trata de un cómic muy esperado por muchos al andar de por medio ese idolazo de antaño que es el bueno de John Byrne.

Instalado desde hace ya un tiempo en la editorial IDW, los fans del insigne barbazas nos regodeamos en nuestra crapulencia con el lanzamiento de esta nueva serie en nuestro bonito país gracias a Yermo Ediciones. Y es que si te consideras seguidor del bueno de Byrne (uno de los autores más destacados de los años 80), te diremos que en este tomo que reseñamos hoy homenajea a los cómics de aquella época y a las grandes obras que había realizado para Marvel y DC, pues hay que reconocer que esta serie traerá muchos bonitos recuerdos a los viejos seguidores de sus 4F o de su más recordada creación: Alpha Flight.

Se llaman Uno, Dos y Tres, pero el público los conoce como Piedra, Papel y Tijeras… ¡y juntos forman el equipo de superhéroes Trío! Ahora deben enfrentarse a la amenaza más grande de sus carreras: un hombre submarino, un leviatán surgido de las profundidades del océano, una amenaza del espacio exterior, un villano venido de otra dimensión, ¡y todo esto al mismo tiempo!. ¿Serán capaces Trío de sobrevivir a la experiencia?.

f

El primer cómic de superhéroes con una chica plana y sin tetas

Ese texto de la contraportada del tomo fue suficiente reclamo como para que desembolsase los 12€ del ala que cuesta (así de facilón soy, chicas). De Yermo Ediciones ya había comprado yo alguna que otra cosilla (como por ejemplo Ghost), pues se trata de una editorial que recupera el sentido clásico del cómic como un medio narrativo popular, en el que todos los géneros tienen entrada, desde el western hasta la ciencia ficción, pasando, como no podría ser de otra forma por el fantástico, el histórico y los superhéroes. Y por esta simple razón me siento en la obligación de apoyar a la muchachada de Yermo Ediciones, coñe…

Porque a veces las cosas se arreglan a base de ostias

Porque a veces las cosas se arreglan a base de ostias

¿Y qué os puedo decir yo sobre esta serie que no sepáis ya, chavales?. Pues que se trata de un cómic que sirve de presentación para este trío de héroes tan peculiar, en el que la acción prima por encima de todo. Y es que estamos acostumbrados a que los primeros números de una colección suelan servir para familiarizarnos con los protagonistas e ir conociendo cosillas sobre ellos, pero aquí Byrne se pasa todo este protocolo por el forro de los cojones de una forma en la que la acción irrumpe desde casi la primera viñeta y a partir de ahí el resto del tomo es un no parar hasta llegar a la última página. Además es uno de esos argumentos en los que por chunga que se pongan las cosas siempre se pueden poner todavía más negras, con nuevas amenazas peores que las anteriores, pues si ya es malo de por sí encarar un peligro como pueda ser un leviatán (y a un individuo llamado Nautilus que lo controla y que no tiene nada que envidiar al Namor más cabronazo que podáis recordar), peor será cuando en medio de todo ese caos haga aparición otro peligro aún peor, representado por una amenaza del espacio exterior (un Galactus de andar por casa, vaya).

d

Bicharraco liando un pifostio del copón

De esta forma, los protagonistas deberán recurrir al viejo dicho de “los enemigos de mis enemigos son mis amigos” y realizar alianzas inesperadas con personajes a los que hacía un ratito estaban combatiendo de forma encarnizada. Y llegados a este punto he de confesar que yo empecé a leer todo este “sarao” sin esperar mucho de él y dudando de las cualidades actuales de Byrne, pero he de decir que tanto a nivel de guión como de dibujo (con su sempiterno estilo clásico, sencillo y claro) me ha sorprendido gratamente. Además al final de todo este meollo veremos cómo se las gasta la nueva amenaza a la que habrán de hacer frente nuestros héroes en los próximos números y sinceramente le deja a uno con ganas de saber cómo continuará todo este embrollo y sobre todo por conocer más detalles sobre el trío protagonista (su origen, por ejemplo).

f

Un pibe sin manos atracando a una hormiga

En definitiva querido lector, te recomiendo Trío tanto en cómic como en lo referente a montártelo con dos chavalas. Y es que si eres fan de las historias de superhéroes en las que predomina ante todo la acción pura y dura y en las que los protagonistas han de encarar amenazas que les superan por todos lados, deberías echar un vistazo a este cómic. Una obra de la vieja escuela, de la que muchos dirán que es ante todo una sucesión de luchas sin ton ni son, pero a mí me ha gustado, qué coño…

Deja un comentario