Los cuatro de Baker Street

baker_logo

Pudiera ser que al leer eso de Baker Street, a alguna treintañera le haya traicionado mazo el subconsciente y le haya venido a la cabeza el grupo aquel de chulazos llamados los Backstreet Boys. Vale que suena muy parecido pero no me confundáis a esa panda de niñatos con los protagonistas de este cómic que nos traen los chicos de Yermo Ediciones para el mes de julio, porque la verdad es que tiene una pintaza mejor que las cinco hermanas del portal de al lado en picardías. Así que si no tenías el sumo placer de conocerlo, no pierdas ripia de las siguientes palabrejas que le dedicamos a continuación, porque la cosa promete…

Doomsday 1

doom_logoA poco friki mierdero del noveno arte que seas y te mencionen ahí a sangre fría el nombre de Doomsday seguramente lo primero que te vendrá a la cabecita será el bestia aquel que pegó tal cantidad de ostias a Superman que no había orquesta en el mundo capaz de seguir el ritmazo de todo lo que “bailó” ese pobre hombre aquel día. Y sí, he de confesar que cuando yo oí por primera vez el título de este cómic también fue lo primero que pensé, pero luego mirando su portada me pispé de que no era así…

El Doomsday al que me refiero hoy se trata de una inquietante novedad comiquera que acaba de sacar a la venta hace unas pocas semanas la muchachada de Yermo Ediciones y que desde el primer momento en que la vi me puso torete (igual que cierta tía buena de mi barriada). Y es que un cómic que viene avalado por ese ilustre barbazas llamado John Byrne es para mí suficiente reclamo, aunque muchos digan que ya no es ni mucho menos el crack de antaño. Sin embargo, lo último que he tenido el placer de catar de él (Trío) me dejó buen sabor de boca, por lo que he querido comprobar si Doomsday también lo haría…

Doomsday promete mazo

doom2_logo

A poco friki mierdero del noveno arte que seas y te mencionen ahí a sangre fría el nombre de Doomsday seguramente lo primero que te vendrá al cabezón será el bestia aquel que pegó tal cantidad de ostias a Superman que no había orquesta en el mundo capaz de seguir el ritmo de todo lo que “bailó” ese pobre hombre en su día. Cuando yo escuché por primera vez el título de este cómic también fue lo primero que me vino a la cabeza, pero luego mirando su portada me pispé que se trata de una muy inquietante novedad comiquera que acaba de sacar a la venta la muchachada de Yermo Ediciones y que promete mazo…

Trío

trio_logoSí bueno, para trío el que a cualquier friki que nos lee le gustaría montarse con un par de cacho guarracas de esas de los pósters centrales de las revistas que tienen escondidas debajo de la cama. Y no te digo yo que en este blog no seamos unos “degeneraos” de aupa, pero el “Trío” del que vamos a hablar hoy no tiene para nada connotaciones “pornochachiles”, sino que se trata de un cómic muy esperado por muchos al andar de por medio ese idolazo de antaño que es el bueno de John Byrne.

Instalado desde hace ya un tiempo en la editorial IDW, los fans del insigne barbazas nos regodeamos en nuestra crapulencia con el lanzamiento de esta nueva serie en nuestro bonito país gracias a Yermo Ediciones. Y es que si te consideras seguidor del bueno de Byrne (uno de los autores más destacados de los años 80), te diremos que en este tomo que reseñamos hoy homenajea a los cómics de aquella época y a las grandes obras que había realizado para Marvel y DC, pues hay que reconocer que esta serie traerá muchos bonitos recuerdos a los viejos seguidores de sus 4F o de su más recordada creación: Alpha Flight.