Vuelve Miracleman

miracle_logo4

Hay un chaval de aquí del barrio, bastante poco agraciado el pobre, que una vez paró el buga para recoger a la chica de la curva y ésta le dijo acojonada: “¡Uy gracias, no es necesario. Ya si eso viene mi padre a recogerme!”. A pesar de todo este mozo nos da a veces chivatazos sobre inquietantes noticias del noveno arte y esta vez nos ha pedido que si podíamos dedicar unas palabras a cierta novedad comiquera que ha sacado a la venta la muchachada de la editorial Panini hace unos pocos días y que hará las declicias de todos aquellos que sean fans de cierto personaje con mucha solera…

Miracleman tirándose un cacho de pedo tremendo

Miracleman tirándose un pedaco del copón

Y nos estamos refiriendo a Miracleman, a quien los frikis más ancianos del lugar les sonará bastante gracias a ese ilustre barbazas llamado Alan Moore, quien en los años 80 recuperó a este personaje y una vez más dejó patente su peculiar impronta a la hora de meter mano en algo y convertirlo en algo cojonudo. El caso es que los frikis estamos de enhorabuena ya que gracias a esta lujosa edición en tomos de tapa dura que nos trae Panini podremos disfrutar de la colección original, así como de las nuevas historias que concluirán aquella imprescindible historia en la que nos meteremos en el pellejo del periodista Michael Moran, quien deberá conciliar su vida como un simple humano con la existencia de un dios. Y es que el bueno de Michael siempre supo que estaba destinado a la grandeza. Ahora, una serie de acontecimientos inesperados le lleva a reclamar su destino como Miracleman.

Ole ahí la portadita guapa

Ole ahí la portadita guapa

Así que ya sabes friki, si nunca habías tenido el placer de conocer a este personaje ahora tienes la oportunidad de hacerlo con este tomo al irrisorio precio de 17,95€ de mierda, porque seguro que te va a molar tanto que te hará embarcarte en una búsqueda desesperada de aquellos números del gran Alan Moore para que cuando casques dejes dicho que como último deseo solicitas que te momifiquen entre sus páginas. Pues ale, avisado quedas, así que ya no tienes excusa para disfrutar de este cómic que promete mazo.

Deja un comentario