1985

No hay nada mejor en un frío día de invierno que quedarse en casita calentito, y si es acompañado de una buena lectura pues mejor. Así que en un día como el de hoy, he aprovechado para leer unas cuantas cosas pendientes, y me he ventilado el tomo de Ultimatum, la saga de El viejo Logan y este otro comic titulado 1985, que me ha sorprendido muy gratamente (y es que por algo el guionista Mark Millar es hoy por hoy uno de mis favoritos). Sin duda alguna, se trata de un comic que gustará especialmente a las personas que llevan ya años metidas en el mundillo de los comics Marvel, pues francamente la historia que vive su protagonista es algo que a cualquier lector de las aventuras de estos personajes nos habría gustado también que nos pasara. En reseñas de otros blogueros, he leído comentarios de gente que la cataloga como el Narnia de Marvel, pues se trata de la historia de un joven que encuentra su propio camino para adentrarse en el Universo Marvel. Pero lo que más me ha gustado de la lectura de esta serie es la respuesta a la pregunta de: “¿qué pasaría si nuestro mundo fuese invadido por los villanos del universo Marvel?”.
Tal y como se nos muestra a lo largo de la historia, cualquier dictador o político corrupto de nuestro mundo palidecería ante la maldad de personajes como Victor Von Doom, Red Skull o Eric Magnus, con esos poderes que les hacen capaces de controlarlo todo con sólo alzar una ceja. Y es que me ha resultado curioso el hecho de que no se han omitido ciertas barbaridades y actos que podrían catalogarse como de salvajes, si personajes de esa calaña, como los antes mencionados, pudieran campar a sus anchas por nuestro mundo sin héroes que los detengan (como por ejemplo escenas como la del Hombre de Arena asfixiando gente, Electro calcinando a otros, Sauron sacando los ojos de cadáveres que Morbius deja a su paso, Bullseye haciendo de las suyas en los cráneos de los policías y Mole saciando su apetito con todo lo que se le pone por delante, por no hablar de la macabra escena protagonizada por el Wendigo).
Sin duda alguna, hay un par de momentos que me han gustado especialmente, como la escena en la que aparecen los héroes en nuestro mundo para poner fin a toda esa masacre indicriminada, y sobre todo el final, que seguramente emocionará en mayor o menor medida a todo aquel que lleve ya un tiempo leyendo y disfrutando con las fantásticas aventuras de los personajes de Marvel. ¡Excelsior!.

Deja un comentario